Sala de Prensa

La CUT aboga por respetar la autonomía de la Dirección del Trabajo

04 de enero de 2018

Una reunión para analizar el futuro próximo de la Dirección del Trabajo (DT) sostuvieron hoy las máximas autoridades del organismo fiscalizador con la cúpula directiva de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

imagen foto_portada.jpg

El encuentro se realizó por solicitud de la multisindical y tuvo como participantes al director y subdirector del Trabajo, Christian Melis y Rafael Pereira, respectivamente, y a Bárbara Figueroa, presidenta de la CUT, y otros cinco miembros del comité ejecutivo.

En su transcurso los sindicalistas plantearon su inquietud ante trascendidos respecto de decisiones que el futuro gobierno adoptará respecto de la DT. En especial, la redacción de dictámenes que alteren aspectos sustanciales de la Ley 20.940, como los grupos negociadores, los servicios mínimos y las adecuaciones necesarias en caso de huelga.

Melis opinó que “frente a aquellas cuestiones de la actual normativa laboral que eventual, y legítimamente, se puedan pretender modificar, naturalmente el espacio para hacerlo es el Congreso Nacional; es allí donde se tienen que dar las discusiones sobre el alcance de posibles modificaciones que se puedan introducir en la normativa actual y no a través de dictámenes de la Dirección del Trabajo; el lugar para hacer eso es el Congreso Nacional”.

La autoridad complementó esa convicción ante la dirigencia de la CUT señalando que “les manifesté que lo importante en esto es mantener la autonomía de la Dirección del Trabajo como eje central, porque eso asegura plena certidumbre a todas las partes y actores sociales y, por lo tanto, en la medida que ello se mantenga, se va a asegurar efectivamente el respeto a un estado de derecho y, en consecuencia, lo que importa acá, es mantener la autonomía de la Dirección del Trabajo”.

A la vez, para Figueroa “cualquier materia que tenga un alcance mayor a lo establecido en la norma respecto del rol de la Dirección del Trabajo va a requerir un esfuerzo legislativo”. A su juicio, finalizó, “nadie puede pretender por la vía administrativa, o de dictámenes, vulnerar el rol y restarle la autonomía que corresponde a servicios como la Dirección del Trabajo”. 

imprimir