< volver

¿Existe derecho a permiso en caso de enfermedad terminal en su fase final, o enfermedad grave con probable riesgo de muerte para el padre, la persona que tiene a su cuidado personal o el cuidador de un menor con discapacidad?

Existiendo parto, aun cuando este sea prematuro, procedería que se otorgue descanso postnatal a la trabajadora. En cambio, si se trata de un aborto o interrupción del embarazo no habría derecho a ese beneficio, sin perjuicio de que a la trabajadora se le otorgue una licencia médica común por el tiempo que necesite para su recuperación o del derecho al permiso que establece el artículo 66 del Código del Trabajo, por tres días hábiles en el caso de muerte de un hijo en periodo de gestación, permiso que se hará efectivo desde el momento de acreditarse la muerte con el respectivo certificado de defunción fetal.

De conformidad con lo dispuesto en el artículo 199 bis del Código del Trabajo, modificado por la ley Nº 20.535, cuando la salud de un menor de 18 años requiera la atención de sus padres con motivo de un accidente grave o de una enfermedad terminal en su fase final o enfermedad grave, aguda o con probable riesgo de muerte, la madre trabajadora tiene derecho a un permiso para ausentarse de su trabajo por el número de horas equivalentes a 10 jornadas ordinarias de trabajo al año, distribuidas a elección de ella en jornadas completas, parciales o combinación de ambas, las que se consideran como trabajadas para todos los efectos legales. El mismo derecho se hace aplicable a los padres, a la persona que tenga a su cargo el cuidado personal y al cuidador de de un menor con discapacidad, debidamente inscrito en el Registro Nacional de la Discapacidad, o siendo menor de 6 años, con la determinación diagnóstica del médico tratante. Si ambos padres son trabajadores dependientes, cualquiera de ellos, a elección de la madre, puede gozar del permiso en comento.
La norma legal establece que el tiempo no trabajado debe ser restituido mediante imputación al próximo feriado anual del trabajador(a) o trabajando horas extraordinarias o a través de cualquier forma que convengan libremente las partes. En el evento de no ser posible aplicar dichos mecanismos se puede descontar el tiempo equivalente al permiso obtenido de las remuneraciones mensuales del trabajador(a), en forma de un día por mes, por lo que podrá fraccionarse según sea el sistema de pago, o en forma íntegra si el trabajador(a) cesare en su trabajo por cualquier causa. De la ausencia al trabajo se debe dar aviso al empleador dentro de las 24 horas siguientes al ejercicio del derecho.

MATERNIDAD, DESCANSOS MATERNALES