ORD. N°3122

sala cuna, elección establecimiento, pago íntegro, restitución sumas pagadas por la trabajadora,

1) Es el empleador quien debe designar el establecimiento -de entre aquellos que cuenten con la autorización de la Junta Nacional de Jardines Infantiles- al cual las trabajadoras beneficiarias del derecho a sala cuna llevarán a sus hijos menores de dos años. 2) No resulta jurídicamente procedente que la empresa Casino Rinconada S.A. pague solo parcialmente los gastos de sala cuna a los establecimientos elegidos por algunas de las trabajadoras beneficiarias para llevar a sus hijos menores de dos años, toda vez que ello no permite dar por cumplida la obligación legal de otorgar el beneficio haciendo uso de la modalidad prevista en el inciso 6° del artículo 203 del Código del Trabajo, que hace de cargo del empleador el pago íntegro de dichos gastos. 3) La empresa en referencia está obligada a restituir las sumas que las trabajadoras beneficiarias de que se trata han debido pagar, por concepto de diferencia de arancel mensual, a la sala cuna a la que llevan a sus hijos menores de dos años.

DEPARTAMENTO JURÍDICO

K. 3638(609)/2015

ORD. Nº 3122 /

MAT.: Sala cuna; Elección del establecimiento; Pago íntegro; Restitución de sumas pagadas por la trabajadora.

RORD.:1)Eselempleadorquiendebedesignarelestablecimiento-deentreaquellosquecuentenconlaautorizacióndelaJuntaNacionaldeJardinesInfantiles-alcuallastrabajadorasbeneficiariasdelderechoasalacunallevaránasushijosmenoresde dos años.

2)No resulta jurídicamente procedente que la empresa Casino Rinconada S.A. paguesoloparcialmentelosgastosdesalacunaalosestablecimientoselegidospor algunasdelastrabajadoras beneficiarias para llevar a sus hijos menores de dosaños,todavezqueellonopermitedarporcumplidalaobligación legal de otorgar el beneficiohaciendousodelamodalidadprevistaenelinciso 6° del artículo 203 delCódigodelTrabajo, que hace de cargo del empleador el pago íntegro de dichosgastos.

3)Laempresaenreferenciaestáobligadaarestituirlassumasquelastrabajadoras beneficiarias de que se trata han debido pagar, por concepto de diferencia de arancelmensual,alasalacuna a la que llevan a sus hijos menores de dos años.

ANT.:1) Nota de respuesta, de 22.05.2015, de Sr. Ignacio de la Cuadra G., por Casino Rinconada S.A.

2) Ord. N°1900, de 17.04.2015, de Jefe Unidad de Dictámenes e Informes en Derecho (s).

3) Presentación, de 19.03.2015, de Presidenta Sindicato de Empresa Casino Rinconada

SANTIAGO, 22 de junio de 2015

DE :JEFE DEPARTAMENTO JURÍDICO

A : SEÑORA PATRICIA CABEZAS VERGARA

PRESIDENTA SINDICATO DE EMPRESA CASINO RINCONADA

SANTA ROSA N°101

SANTIAGO/

Mediantepresentacióncitadaenelantecedente3),requiereunpronunciamientode esta Dirección sobre las siguientes materias relativas al beneficio de sala cuna a que tienen derecho las madres trabajadoras de hijos menores de dos años:

1) Si corresponde al empleador que hubiere optado por pagar directamente al respectivo establecimiento los gastos de sala cuna de los hijos menores de dos años de las trabajadoras de su dependencia, la designación del mismo o, por el contrario, es la beneficiaria quien debe elegirlo.

2) Si es de cargo del empleador el pago íntegro del establecimiento al que las trabajadoras lleven a sus hijos menores, o si resulta procedente que la diferencia sea enterada poraquellascuandodichomontoexcedeel máximo fijado por el primero para tal efecto. Asimismo, requiere que este Servicio se pronuncie, en su caso, acerca de la procedencia de cobrar en forma retroactiva al empleador las diferencias por concepto de arancel mensual que dichas beneficiarias han debido pagar.

Porsuparte,elrepresentantedelempleador,enrespuestaa traslado conferido por este Servicio, en cumplimiento del principio de bilateralidad, expone, en primer término, que la empresa Casino Rinconada S.A. da cumplimiento al beneficio de sala cuna, establecido en el artículo 203 del Código del Trabajo, pagando los gastos correspondientes directamente al establecimiento al que las trabajadoras llevan a sus hijos menores de dos años.

Agrega que para estos efectos su representada mantiene convenios con dos salas cuna de la ciudad de Los Andes y con una tercera, en San Felipe, haciendo presente que todas ellas cuentan con la autorización de la Junta Nacional de Jardines Infantiles.

Precisa, igualmente, que no existe una diferencia de opinión con el sindicato en cuanto a la elección de sala cuna, sino que su representada ha suscrito los convenios con los aludidos establecimientos y efectúa directamente el pago a los mismos, por el monto correspondiente al total del arancel fijado y son esas las alternativas que la empresa proporciona a las trabajadoras, quienes deben optar por uno de ellos.

Sinperjuiciodeloanterior,surepresentadahapermitidoalasbeneficiariasquehanmanifestado su preferencia por una sala cuna distinta a aquellas con las que se han suscrito los referidosconvenios,quellevenallíasushijos-siemprequedichosestablecimientoscuentenconladebidaautorizacióndelaJuntaNacionaldeJardinesInfantiles-,en cuyo caso efectúa igualmente el pago directo del arancel mensual, modalidad con la que se cumpliría con lo dispuesto en los incisos 5° y 6° del citado artículo 203.

Enrelaciónconlasegundadelasconsultasformuladasporelsindicato,manifiestaque,efectivamente,enelcasodelasalacunaBarquitodePapel,cuyoarancelmensualasciendea$200.000,segeneróunapequeña diferencia que debió ser pagada por las trabajadoras y que ello obedecióaunerrorinvoluntarioporpartedelÁreadePersonasde la empresa, el que fue subsanado enterando en forma retroactiva los montos adeudados por tal concepto a dichas trabajadoras,

Distinta es la situación de las beneficiarias que han optado por una sala cuna distinta a aquellas con las cuales su representada celebró los respectivos convenios y cuyo arancel mensual excede el máximo de $200.000.- fijado por tal concepto, toda vez que en tales casos la empresa informa a las madres trabajadoras que se encuentran en dicha situación que a ellas les corresponde pagar la diferencia que se genere al respecto.

Sobre el particular, cumplo con informar a Ud. lo siguiente:

El artículo 203 del Código del Trabajo, en sus siete primeros incisos, dispone:

Lasempresasqueocupanveinteomástrabajadorasdecualquieredadoestadocivil,deberántenersalasanexaseindependientesdellocaldetrabajo,endondelas mujeres puedan dar alimento a sus hijos menores dedosaños y dejarlos mientras estén en el trabajo. Igual obligación corresponderá a los centros o complejos comerciales e industriales y de servicios administrados bajo una misma razón social o personalidad jurídica, cuyos establecimientos ocupen entre todos, veinte o más trabajadoras. El mayor gasto que signifique la sala cuna se entenderá común y deberán concurrir a él todos los establecimientos en la misma proporción de los demás gastos de ese carácter.

Lassalascunasdeberánreunirlascondicionesdehigieneyseguridad que determine el reglamento.

Con todo, los establecimientos de las empresas a que se refiere el inciso primero, y que se encuentren en una misma área geográfica, podrán, previo informe favorable de la Junta Nacional de Jardines Infantiles, construir o habilitar y mantener servicios comunes de salas cunas para la atención de los niños de las trabajadoras de todos ellos.

Enlosperíodosde vacaciones determinados por el Ministerio de Educación, los establecimientos educacionalespodránserfacilitadosparaejercerlasfunciones de salas cunas. Para estos efectos, la Junta Nacional de JardinesInfantilespodrácelebrarconvenioscon el Servicio Nacional de la Mujer, las municipalidades u otras entidades públicas o privadas.

Se entenderá que el empleador cumple con la obligación señalada en este artículo si paga los gastos de sala cuna directamente al establecimiento al que la mujer trabajadora lleve sus hijos menores de dos años.

El empleador designará la sala cuna a que se refiere el inciso anterior, de entre aquellas que cuenten con la autorización de la Junta Nacional de Jardines Infantiles.

El empleador pagará el valor de los pasajes por el transporte que deba emplearse para la ida y regreso del menor del respectivo establecimiento.

Delasdisposicioneslegalesprecedentementeanotadasseinfiere,enprimertérmino,quetodaempresaenquelaborenveinteomástrabajadoras,cualquieraseasuedadoestadocivil,estaráobligadaadisponerdesalasanexaseindependientesdellugardetrabajoparaqueaquellaspuedandaralimentoydejarasus hijos menores de dos años, como asimismo, que igualobligación corresponderá a los centros o complejos comerciales e industriales y de servicios administradosbajounamismarazónsocialopersonalidad jurídica, cuyos establecimientos ocupen,entre todos, veinte o más trabajadoras.

Delosseñaladospreceptossedesprende,igualmente,quesiemprequecuentenconuninformepreviodelaJuntaNacionaldeJardinesInfantiles,distintosestablecimientosdeempresas,quese ubiquen en una misma área geográfica, podrán construir o habilitar y mantener servicios comunes de salas cuna para la atención de los hijos de las trabajadoras que en ellos laboren.

De este modo, de las aludidas normas se colige que el empleador cumple con la obligación de que se trata si paga los gastos de sala cuna directamente al establecimiento al que la trabajadora lleve a sus hijos menores de dos años, siendo facultad del primero designarlo de entre aquellos que cuentan con la autorización de la Junta Nacional de Jardines Infantiles.

Alrespecto,cabeindicarquesobrelabasedelanálisisdelpreceptolegalanotado,lajurisprudenciareiteradayuniformedeesteServiciohasostenido,entreotros,enlosdictámenesN°s.5952/374,de09.12.1999y 2233/129,de15.07.2002,quelaobligacióndedisponerdesalascunaquelaleyimponeal empleador puede ser cumplida a través de alguna de las siguientes alternativas:

1.Creandoymanteniendounasalacunaanexaeindependientede los lugares de trabajo;

2. Construyendo o habilitando y manteniendo servicios comunes de sala cuna con otros establecimientos de la misma área geográfica, y

3. Pagando directamente los gastos de la sala cuna al establecimiento al que la trabajadora lleve a sus hijos menores de dos años.

Ahora bien, de acuerdo a lo señalado por el representante del empleador en su nota de respuesta, ya citada, es posible colegir que la modalidad establecida por la empresa Casino Rinconada S.A. para el otorgamiento del beneficio en comento consiste en la suscripción de convenios con tres salas cuna designadas al efecto, pagando directamente dicha entidad empleadora los aranceles mensuales correspondientes.

De los mismos antecedentes consta que pese a la aceptación por la empresa de que sea la propia trabajadora la que, en casos calificados, pueda optar por llevar a su hijo a una sala cuna distinta de las designadas por el empleador, este último se hace cargo del arancel mensual, pero solo hasta el monto de $200.000.-, que corresponde al máximo que ha fijado por tal concepto, debiendo enterar la diferencia la propia trabajadora que ha hecho uso de tal prerrogativa otorgada por la empresa.

Precisadoloanterior, cabe hacer presente que, según ya se indicara al analizarlasdisposicionescontenidasenelartículo203delCódigodelTrabajo,unadelasalternativasquelaleycontempla para el cumplimiento por el empleador de la obligación de mantener salas cuna es la prevista en el inciso 6° de dicho precepto, que se traduce en el pago directo de los gastos correspondientesal establecimiento al que la trabajadora lleve a sus hijos menores de dos años.

Lo expuesto autoriza a sostener que el empleador que opte por dicha alternativa, debe asumir íntegramente los gastos que involucra la sala cuna respectiva, de manera tal que si la empresa Casino Rinconada S.A. paga solo una parte de dichos gastos estaría infringiendo la normativa legal antes transcrita y comentada, toda vez que el pago parcial de los mismos no permite dar por cumplida la obligación legal de proporcionar dicho beneficio haciendo uso de la modalidad establecida en la citada norma legal, según la cual, como ya se señalara, son de cargo del empleador los gastos correspondientes, sin que resulte jurídicamente procedente, por ende, que las beneficiarias contribuyan a solventarlos.

De lo anterior se sigue que la empresa en referencia está obligada a restituir las sumas que las trabajadoras beneficiarias de que se trata han debido pagar, por concepto de diferencia de arancel mensual, a la sala cuna a la que llevan a sus hijos menores de dos años.

Porconsiguiente,sobrelabasedelasdisposicioneslegalescitadas,jurisprudencia administrativa invocada y consideraciones expuestas, cumplo con informar a Ud. lo siguiente:

1) Es el empleador quien debe designar el establecimiento -de entre aquellos que cuenten con la autorización de la Junta Nacional de Jardines Infantiles- al cual las trabajadoras beneficiarias del derecho a sala cuna llevarán a sus hijos menores de dos años.

2) No resulta jurídicamente procedente que la empresa Casino Rinconada S.A. pague solo parcialmente los gastos de sala cuna a los establecimientos elegidos por algunas de las trabajadoras beneficiarias para llevar a sus hijos menores de dos años, toda vez que ello no permite dar por cumplida la obligación legal de otorgar el beneficio haciendo uso de la modalidad prevista en el inciso 6° del artículo 203 del Código del Trabajo, que hace de cargo del empleador el pago íntegro de dichos gastos.

3) La empresa en referencia está obligada a restituir las sumas que las trabajadoras beneficiarias de que se trata han debido pagar, por concepto de diferencia de arancel mensual, a la sala cuna a la que llevan a sus hijos menores de dos años.

Saluda atentamente a Uds.,

JOSÉ FRANCISCO CASTRO CASTRO

ABOGADO

JEFE DEPARTAMENTO JURÍDICO

DIRECCIÓN DEL TRABAJO

RGR/MPKC

Distribución:

  • Jurídico
  • Partes
  • Control
ORD. N°3122
sala cuna, elección establecimiento, pago íntegro, restitución sumas pagadas por la trabajadora,