Contenido principal

Prensa

imagen foto_marquesina.jpg

Subdirector del Trabajo en Jornadas de Derecho Sindical "Reforma Laboral 2015"

El certamen, organizado por la Universidad Católica de Chile, se realizó en el Aula Magna de la Escuela de Derecho y tuvo una gran convocatoria.

19/06/2015

imagen foto_portada.jpg

Como un mecanismo de redistribución del poder social y de la riqueza que profundiza la democracia, definió a la Reforma Laboral el Subdirector del Trabajo, Rafael Pereira, al intervenir en las Jornadas de Derecho Sindical organizadas por la Universidad Católica de Chile.

A la autoridad le correspondió participar en el panel "La huelga y los servicios esenciales" junto a Paula Coronel, representante de empleadores; los profesores Cristina Gajardo y Francisco Tapia; y Mario Ackermann, de la Comisión de Expertos en Aplicación de Convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Ante todo, durante su intervención Pereira sostuvo que la huelga es un derecho fundamental establecido en la Constitución y ratificado por el Estado de Chile a través de los convenios de la OIT y el Pacto Internacional de Derechos Económicos sociales y Culturales que la reconoce expresamente en su artículo 8°.

Al defender los cambios fundamentales a ese derecho incluidos en el proyecto gubernamental, Pereira explicó que la reforma es un mecanismo de redistribución del poder social y, como consecuencia, de redistribución de la riqueza, lo que permite fortalecer la democracia.

Pereira subrayó que uno de los deberes del Estado es promover los derechos sindicales, por lo que la reforma da un enorme paso en este sentido, permitiendo sindicatos con mayor poder de negociación.

Respecto de la prohibición del reemplazo en huelga, precisó que esto es un salto cualitativo fundamental. Para proteger su aplicación recordó que en el proyecto se propone sancionar como práctica antisindical el citado reemplazo con multas de entre 1 y 100 UTM por trabajador involucrado en la negociación, medidas reparatorias al sindicato, que se traducirá en indemnizaciones, y el deber de los tribunales de ordenar el retiro de los reemplazantes en la primera resolución, con los apercibimientos legales que corresponda.

En cuanto a los servicios esenciales, el Subdirector del Trabajo precisó que estos no significan proteger y mantener el funcionamiento de la empresa, sino que resguardar las instalaciones e infraestructura, e impedir daños ambientales y a la salud. Al respecto, recordó que el proyecto cambia la mecánica, pues las partes definirán los servicios esenciales dentro de la negociación colectiva. De no haber acuerdo, podrán recurrir a la Dirección del Trabajo y, por último, a los tribunales.

OTROS PANELES Y PARTICIPANTES

El tema de la primera jornada fue "Sindicato y Negociación Colectiva". Participaron el profesor peruano Martín Carrillo; la profesora Carmen Elena Domínguez, de la UC, y el profesor Rodrigo Palomo, de la Universidad de Talca, todos moderados por la profesora Teresita Tagle.

El tema de la segunda jornada fue "El contenido de la Negociación Colectiva". Contó con la exposición del profesor uruguayo Jorge Rosenbaum, además del profesor Fernando Arab, de la UC, la profesora Irene Rojas de la Universidad de Talca. La moderadora fue la profesora María Cecilia Sánchez.

En la última jornada del certamen de la UC participaron el ya citado profesor Mario Ackermann, de la OIT. El debate estuvo a cargo de los profesores Francisco Tapia, de la universidad anfitriona, María Cristina Gajardo, de la Universidad de Chile, y representantes del mundo social. Moderó el profesor Gonzalo Díaz.