Contenido principal

Prensa

imagen foto_marquesina.jpg

Dirigentas analizan la Reforma Laboral con enfoque femenino

Convocadas por el Ministerio del Trabajo y Previsión Social, las sindicalistas expusieron sus puntos de vista sobre la Ley N°20.940 que entró en vigencia el pasado 1° de abril.

06/04/2017

imagen foto_portada.jpg

Una treintena de dirigentas de un amplio abanico sectorial analizaron la nueva Ley N° 20.940 con las autoridades de los ministerios del Trabajo y Previsión Social y de la Mujer.

La cita con perspectiva de género fue encabezada por las titulares de ambas carteras, Alejandra Krauss y Claudia Pascual, respectivamente. Las acompañaron los subsecretarios del Trabajo y Previsión Social, Francisco Javier Díaz y Jeannette Jara, además de la seremi metropolitana del Trabajo, María Eugenia Puelma, y el subdirector del Trabajo, Rafael Pereira.

Desde el lado sindical había representantes de las tres centrales sindicales y representantes de base del retail, trabajadoras de casa particular, manipuladoras de alimentos, clínicas privadas, banca, enfermeras, teatro e incluso del sector estibador.

La ley que moderniza las relaciones laborales introdujo cláusulas favorables a la mujer con la intención de mejorar su estatus en el mundo del trabajo, equiparar su situación con la de los hombres y aumentar su presencia y actuar sindical.

Es así como, entre otras estipulaciones, se obliga a que en todo sindicato con un tercio o más de afiliación femenina el 33 por ciento de sus dirigentes sea mujer. Si no hay ese tercio ya citado al menos uno de los integrantes de las comisiones que negocian colectivamente debe ser mujer.

En este ámbito la representante de la CUT, Ana Bell, informó que en esa central sindical ya está operando el criterio de cuotas. Por ejemplo, obligando a que cada lista participante en elecciones contenga al menos el 30 por ciento de mujeres. Igual porcentaje rige en todos los cuerpos orgánicos de la central.

Durante la conversación las dirigentas coincidieron en los avances que para la mujer supone la nueva ley, aunque plantearon observaciones, sobre todo a la figura de los Servicios Mínimos, y pidieron mayor capacitación para entender con profundidad práctica todos sus alcances.