Contenido principal

Prensa

Rol de la DT influye en baja conflictividad laboral

​Director del Trabajo, Christian Melis, relevó la función mediadora de la institución para facilitar los acuerdos, relevando que el año pasado solo el 6% de las negociaciones colectivas terminaron en huelga.

22/05/2017

Durante el año 2016 hubo una baja conflictividad laboral en el marco de las negociaciones colectivas.

Así lo revelan las estadísticas compiladas por la Dirección del Trabajo (DT), que revelan que únicamente el 6 por ciento de las negociaciones colectivas celebradas el año pasado terminaron en huelgas.

En efecto, de los 3.194 instrumentos colectivos llevados a cabo solo 194 de ellos culminaron en paralización de actividades.

Las cifras de la DT revelan que los 3.194 instrumentos colectivos abarcaron a 358.333 trabajadores.

De ese total de negociaciones, 800 derivaron en la declaración de huelga, situación que involucró a 115.064 trabajadores.

Tras la declaración de huelga, únicamente 194 se llevaron a cabo, con la participación de 35.090 trabajadores.

Buena parte de la no realización de huelgas que habían sido votadas obedeció a la mediación de la DT a través de la figura legal conocida como los buenos oficios, 725 de los cuales se abrieron el año anterior a petición de las partes que así consiguieron llegar a acuerdos.

Para el director del Trabajo, Christian Melis, "buena parte de la explicación de esa baja tasa de conflictividad se debe al quehacer de la Dirección del Trabajo a través de los buenos oficios, que el año pasado lograron una tasa de éxito cercana al 60 por ciento en sus intervenciones, por eso, obviamente, la DT contribuye a bajar la conflictividad".

En una apreciación más global, el director del Trabajo sostuvo que, al menos en el ámbito de la formalidad legal -como lo es la negociación colectiva- "la tasa de conflictividad es muy baja".