Contenido principal

Prensa

La DT expone su estrategia fiscalizadora preventiva de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales

Diseño de nuevos programas inspectivos y capacitación de la gran mayoría de sus fiscalizadores en este tema son parte medular del plan para ayudar al objetivo nacional de reducir las tasas de accidentabilidad y fatalidad.

16/10/2017

El jefe del Departamento de Inspección de la Dirección del Trabajo (DT), Jorge Guzmán, expuso la estrategia fiscalizadora del organismo para ser más eficaz en la tarea de prevenir accidentes laborales graves y fatales.

La institución es uno de los varios servicios públicos y organismos privados con injerencia en el combate a este fenómeno, que aun cuando ha disminuido, el año pasado cobró la vida de 412 trabajadores.

Como objetivo dentro de la Política Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo la DT se propuso duplicar en un plazo de cuatro años las fiscalizaciones que incluyan materias de seguridad, pasando de las 25 mil actuales a 50 mil.

En su intervención en el III Congreso Internacional “Hacia una Cultura de Prevención de Riesgos en el Trabajo”, Guzmán dijo que esa meta debe ser acompañada por otras iniciativas que incidan en un ataque más integral a los accidentes y enfermedades profesionales.

Ello es perentorio, dijo, porque el año pasado el 17 por ciento de las denuncias recibidas por la DT fueron sobre la protección de la vida y salud de los trabajadores y el 28 por ciento de las materias finalmente sancionadas fueron por el mismo motivo.

Por esta razón ya se han realizado 52 cursos en distintas materias de seguridad laboral dictados por la Escuela Técnica de Formación de la DT. En las clases han participado más de 400 fiscalizadores de terreno, 90 de los cuales cuentan con estudios formales en prevención de riesgos.

La estrategia de formación implica la enseñanza de métodos de investigación, procedimientos especializados en riesgos específicos y medición de agentes contaminantes.

Asimismo, como una forma anticiparse a la ocurrencia de accidentes se diseñaron dos programas fiscalizadores en riesgos psicosociales, uno de los cuales acaba de empezar en conjunto con la Superintendencia de Seguridad Social y está siendo aplicado en 140 empresas.

Igualmente, se han ejecutado o están próximos a serlo fiscalizaciones del calor y la ventilación en lugares de trabajo en el norte del país y de ruido ambiente en casinos de juegos y maestranzas ferroviarias.  

En ambos casos se ha utilizado equipos de medición específicos adquiridos recientemente por la DT. En el mismo sentido, el Instituto de Salud Pública (ISP) está haciendo transferencia tecnológica a los equipos fiscalizadores.

Todo ello, finaliza Jorge Guzmán, para que la DT logre desarrollar un área especializada en higiene ocupacional.