Contenido principal

Centro de consultas

¿Qué requisitos deben cumplir los empleadores para poder pactar con sus trabajadores un acuerdo para reducir temporalmente la jornada de trabajo?

Los empleadores que pueden acordar con sus trabajadores un pacto para reducir temporalmente la jornada de trabajo son aquellos que cumplan con alguna de las siguientes condiciones: - Empleadores contribuyentes de IVA o que lleven el registro del artículo 59 de la Ley sobre impuesto a las ventas y servicios, que a contar de octubre de 2019 hayan experimentado una disminución del promedio de sus ventas en un período cualquiera de 3 meses consecutivos, que exceda de un 20% calculado respecto del promedio de sus ventas declaradas en el mismo período de 3 meses del ejercicio anterior. - Las empresas que estén en proceso concursal de reorganización; - Las empresas de menor tamaño que estén en proceso de asesoría económica por insolvencia; - Las empresas que estén exceptuadas en la declaración de la autoridad, pero que necesiten reducir o redistribuir la jornada de trabajo de sus trabajadores para poder mantener su continuidad operacional o para proteger eficazmente la vida y salud de sus trabajadores. - Empleadores domiciliados en alguno de los territorios especiales de Isla de Pascua o el Archipiélago de Juan Fernández, que realicen su actividad o presten sus servicios en estos territorios, siempre que desde el 01/03/2020 hayan experimentado una disminución del promedio de sus ventas mensuales en un periodo cualquiera de 2 meses consecutivos, que exceda el 20% respecto del promedio de sus ventas mensuales en el mismo período del ejercicio anterior.

Los empleadores que pueden acordar con sus trabajadores un pacto para reducir temporalmente la jornada de trabajo son aquellos que cumplan con alguna de las siguientes condiciones:
- Empleadores contribuyentes de IVA o que lleven el registro del artículo 59 de la Ley sobre impuesto a las ventas y servicios, que a contar de octubre de 2019 hayan experimentado una disminución del promedio de sus ventas en un período cualquiera de 3 meses consecutivos, que exceda de un 20% calculado respecto del promedio de sus ventas declaradas en el mismo período de 3 meses del ejercicio anterior.
- Las empresas que estén en proceso concursal de reorganización;
- Las empresas de menor tamaño que estén en proceso de asesoría económica por insolvencia;
- Las empresas que estén exceptuadas en la declaración de la autoridad, pero que necesiten reducir o redistribuir la jornada de trabajo de sus trabajadores para poder mantener su continuidad operacional o para proteger eficazmente la vida y salud de sus trabajadores.
- Empleadores domiciliados en alguno de los territorios especiales de Isla de Pascua o el Archipiélago de Juan Fernández, que realicen su actividad o presten sus servicios en estos territorios, siempre que desde el 01/03/2020 hayan experimentado una disminución del promedio de sus ventas mensuales en un periodo cualquiera de 2 meses consecutivos, que exceda el 20% respecto del promedio de sus ventas mensuales en el mismo período del ejercicio anterior.
(Ver: Ley 21.227, art. 8)

Última modificación: 24/06/2020