Contenido principal

Centro de consultas

¿Qué efectos tiene la suspensión temporal del contrato de trabajo durante la vigencia del acto o declaración de autoridad?

La suspensión temporal del contrato de trabajo durante la vigencia del acto o declaración de autoridad tiene los siguientes efectos: - Se suspenden los efectos del contrato individual de trabajo, lo que implica el cese temporal de la obligación de prestar servicios por parte del trabajador y de la obligación de pagar la remuneración y demás asignaciones que no constituyan remuneración, por parte del empleador. - El empleador igualmente estará obligado a pagar las cotizaciones previsionales y de seguridad social, tanto de su cargo como aquellas del trabajador, con excepción de las cotizaciones del seguro social de la ley N°16.744, las que se calcularán sobre el 100 por ciento de las prestaciones que establece el Título I de la misma Ley de Protección al Empleo para las cotizaciones de pensión y sobre la última remuneración mensual percibida, para el resto de las cotizaciones de seguridad social y salud. - Los trabajadores tendrán derecho a licencia médica por enfermedad o accidente, en ambos casos, de origen común, si corresponde, y a los subsidios por incapacidad laboral derivados de las mismas, conforme a lo dispuesto en las normas que rigen la materia. - Durante el período de suspensión, los trabajadores tendrán derecho a la cobertura del Seguro de Invalidez y Sobrevivencia, se hayan o no pagado las cotizaciones. - Durante la vigencia del acto o declaración de autoridad solamente se podrá poner término a la relación laboral por aplicación de la causal establecida en el artículo 161 del Código del Trabajo a los trabajadores que no se encuentran acogidos a las prestaciones de la Ley de Protección al Empleo, sin perjuicio de las causales de los artículo 159, número 1 al 5, del Código del Trabajo.

La suspensión temporal del contrato de trabajo durante la vigencia del acto o declaración de autoridad tiene los siguientes efectos:

- Durante la vigencia del acto o declaración de autoridad se suspenden los efectos del contrato individual de trabajo, lo que implica el cese temporal de la obligación de prestar servicios por parte del trabajador y de la obligación de pagar la remuneración y demás asignaciones que no constituyan remuneración, señaladas en el inciso segundo del artículo 41 del Código del Trabajo, por parte del empleador.

- La ley establece que, pese a la suspensión de los efectos del contrato de trabajo, el empleador estará obligado a pagar las cotizaciones previsionales y de seguridad social, tanto de su cargo como aquellas del trabajador, con excepción de las cotizaciones del seguro social de la ley N°16.744, las que se calcularán sobre el 100 por ciento de las prestaciones que establece el Título I de la misma Ley de Protección al Empleo para las cotizaciones de pensión y sobre la última remuneración mensual percibida, para el resto de las cotizaciones de seguridad social y salud.

- Los trabajadores tendrán derecho a licencia médica por enfermedad o accidente, en ambos casos, de origen común, si corresponde, y a los subsidios por incapacidad laboral derivados de las mismas, conforme a lo dispuesto en las normas que rigen la materia, suspendiéndose por dicho período la prestación a que se refiere el artículo 1 inciso primero de la ley 21.227.

- Durante el período de suspensión, los trabajadores tendrán derecho a la cobertura del Seguro de Invalidez y Sobrevivencia, se hayan o no pagado las cotizaciones.

- La ley establece que durante la vigencia del acto o declaración de autoridad solamente se podrá poner término a la relación laboral por aplicación de la causal establecida en el artículo 161 del Código del Trabajo a los trabajadores que no se encuentran acogidos a las prestaciones de la Ley de Protección al Empleo, sin perjuicio de las causales de los artículo 159, número 1 al 5, del Código del Trabajo.

(Ver: Ley 21.227, art. 3)

Última modificación: 07/08/2020