Contenido principal

Prensa

Sector público avanza en reducción de brecha salarial y de género

En la víspera de la celebración del Día Internacional de la Mujer, el Gobierno, la ANEF y la OIT celebraron un seminario donde analizaron las experiencias desarrolladas en el aparato del Estado para equiparar las condiciones laborales de funcionarios y funcionarias públicas.

07/03/2017

Una revisión del programa piloto aplicado desde el año 2015 en el sector público para reducir las brechas entre hombres y mujeres hicieron los participantes en un seminario organizado por los ministerios de Hacienda y del Trabajo, la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Al encuentro asistieron la ministra del Trabajo y Previsión Social, Alejandra Krauss; el subsecretario del Trabajo, Francisco Díaz; la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa; el presidente de la ANEF, Carlos Inzunza, el director de la OIT para el Cono Sur, Fabio Bertranou, y jefes de servicios dependientes o vinculados con el Mintrab. Entre otros, los directores del Instituto de Seguridad Laboral (ISL), Jacob Sandoval, y del Trabajo, Christian Melis.

Durante su desarrollo se pasó revista a los avances logrados por un programa piloto de reducción de brechas aplicado en el ISL desde que en julio de 2015 el Gobierno y la ANEF suscribieron un acuerdo sobre género y sueldos en pos de lograr una igualdad entre funcionarios y funcionarias del sector público.

El presidente de la ANEF explicó que actualmente el Estado es el principal empleador de mujeres en el país y que estas son mayoría en todos los estamentos de la administración pública. "El desafío entonces es asumir integralmente el proceso en pos de la igualdad", dijo, reprochando que una demostración implícita de los actuales desequilibrios es que el predominio femenino es mucho mayor en los ministerios y servicios dedicados a la protección social.

Pese a ello, destacó también que en las carteras y organismos mejor estructurados las brechas de género y salariales son menores.

A su vez, la ministra Krauss dijo que es en el Estado donde hay menos diferencias de género. Con todo, añadió que "puede que tengamos avances, pero sin duda que aún tenemos desafíos".

En una mirada más general, la secretaria de Estado recordó que el Gobierno ha fomentado variadas políticas en pos de la igualdad hombre-mujer. Recordó, por ejemplo, las leyes que han cambiado objetivamente el estatus laboral de las trabajadoras de casa particular y de las manipuladoras de alimentos.

Finalmente, subrayó que la nueva ley N°20.940, que moderniza las relaciones laborales y que entrará en vigencia el 1° de abril, ha introducido cambios que mejorarán la situación de las mujeres dentro de las empresas al realzar su participación sindical y negociadora a través de cuotas en las directivas y en las comisiones que negociarán colectivamente.