Contenido principal

Prensa

Modernización institucional y acabada preparación para afrontar la Reforma resaltan en la Cuenta Pública de la Dirección del Trabajo

Director Christian Melis centró su exposición en los desafíos inéditos que afrontará este año su institución, marcado por el comienzo de la reforma al sistema de relaciones laborales, la modernización institucional y la posible ampliación de sus facultades operativas.

25/04/2017

Denotando el expectante momento que vive su Servicio, el director del Trabajo, Christian Melis, sostuvo hoy que los retos de este año son contribuir a garantizar el éxito de la reforma al sistema de relaciones laborales y consolidar la modernización institucional.

Melis expuso en esta ciudad su Cuenta Pública 2016, ocasión en la que anunció dos decisiones muy aplaudidas por la concurrencia: las futuras aperturas del Centro de Conciliación y Mediación en Punta Arenas y de una oficina intermitente en la Provincia Antártica Chilena (Puerto Williams), todo lo cual mejorará notoriamente la calidad de la atención brindada por la DT en el extremo sur del país.

Más allá de estos anuncios de carácter regional, el tenor de la Cuenta Pública estuvo marcado por el inicio de la reforma laboral y el afianzamiento de la modernización a cuatro años plazo que con una inversión superior de 4 mil 500 millones de pesos es impulsada con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la asesoría técnica de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En efecto, la nueva Ley N°20.940 impone a la Dirección del Trabajo (DT) sacar adelante todos los cambios en el proceso de negociación colectiva. Paralelamente, desde el segundo semestre del año pasado comenzó el proyecto modernizador que informatizará la mayoría de sus procesos, procurando, como fin último, lograr una fiscalización proactiva y más amplia que la actual, y dar un mejor y más rápido servicio a sus usuarios.

"Es cierto que en los tres primeros años de nuestra gestión logramos avances importantes en nuestras tareas neurálgicas, como fiscalización y relaciones laborales, pero ahora enfrentamos un reto mayor, cual es aplicar exitosamente los cambios en la negociación colectiva y afianzar la tecnologización de todos nuestros procesos, para dar un salto de calidad en nuestra actuación frente al país", dijo Melis.

La máxima autoridad dijo estar satisfecho por lo realizado, "puesto que exhibimos una gestión ordenada que cada día nos permite ir acercándonos más y más a los ciudadanos", pero también deseoso de "sentar sólidamente las bases de esta modernización proyectada a cuatro años para que, independiente del natural cambio de personas al mando del Servicio, este progreso pueda continuar a futuro".

NUEVA LEY LABORAL

Sobre la reforma, Melis recordó que ya funciona la Unidad de Servicios Mínimos -figura legal clave en la nueva negociación colectiva- que cuenta con un equipo central y encargados en todas las inspecciones del país, lo que totaliza más de 80 funcionarios ya debidamente preparados.

Esta capacitación en la nueva norma es más amplia. Ya son 420 los funcionarios adiestrados en todo el país. Igualmente, se están actualizando los manuales de procedimientos administrativos sobre negociación colectiva, organizaciones sindicales y asociaciones de funcionarios.

Asimismo, se han efectuado 80 actividades de difusión, 46 cursos de capacitación, llegando a 4.808 usuarios -empleadores y trabajadores-, todo lo cual será amplificado en lo que resta del año.

En la arista jurídica de la reforma, Melis informó que la DT ya ha elaborado 15 dictámenes u ordinarios clarificando la aplicación práctica de los principales aspectos de la nueva ley en vigencia desde el pasado 1° de abril.

MODERNIZACIÓN

En este ámbito, Melis informó la aprobación del Plan Informático Institucional y adquisición del hardware correspondiente, la licitación de un estudio de caracterización de perfiles de usuarios y una fiscalización a 3.500 empresas para crear una línea base de las tasas de infraccionalidad a nivel nacional.

Del mismo modo, se avanzó en implementar un nuevo sistema de gestión de los servicios a los usuarios, rediseñar los procesos de fiscalización y conciliación y aumentar la plataforma tecnológica de la DT.

Este año se hará también un estudio de caracterización de los distintos perfiles de usuarios.

Finalmente, próximamente el Gobierno ingresará al Congreso un proyecto de ley que contempla la ampliación y perfeccionamiento de las facultades de la DT, que datan de 1967 y cuya actualización a la realidad actual del país es imperiosa. El proyecto considera además un DFL de Planta de Personal de Servicio.

FISCALIZACIÓN

Acá la DT hizo el año pasado 117.096 fiscalizaciones, el 78 por ciento por denuncia y el resto por programas, aplicando multas por casi 70 mil 300 millones de pesos. Ello significó controlar a 52.088 empresas, el 64,2 por ciento no vigiladas el año 2015.

Para este año se elaborará el Programa Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo y se aumentarán las fiscalizaciones con este foco protector de los trabajadores, que ya el año pasado sumaron 42.526, el 75 por ciento más que en 2015. Junto con ello se desarrollará un Programa de Medición de Agentes Dañinos a la salud en los lugares de trabajo. En la misma línea, serán capacitados 500 comités paritarios en todo el país.

En igualdad remuneracional se realizará un programa fiscalizador del reglamento interno de las empresas que hace exigible el cumplimiento de la ley respectiva.

CONCILIACIONES

Un aspecto resaltado por el director del Trabajo fueron los más de 91 mil millones de pesos recuperados directamente a favor de 180.758 trabajadores a través de conciliaciones con empleadores morosos en remuneraciones, cotizaciones previsionales e indemnizaciones. La suma recaudada subió en 2 mil 166 millones en comparación con el 2015.

Ello fue posible gracias a que el 90,11 por ciento de las audiencias realizadas terminó con conciliación total o parcial.

USUARIOS CON MENOS ESPERA

Buena parte del objetivo final de la modernización es mejorar el vínculo con los usuarios, que el año pasado implicó atender 11 millones 675 mil solicitudes de todo tipo.

Gracias a innovadoras estrategias en las oficinas el tiempo promedio de espera se redujo de 43 a 35 minutos. El 70 por ciento de las oficinas más demandadas contribuyeron a esta reducción, destacando las de Los Ángeles, Vitacura y Antofagasta.

Asimismo, el Fono Consulta Laboral pudo atender 9 de cada 10 llamadas recibidas y el tiempo de respuesta a las consultas laborales vía e-mail disminuyó de 5 a 2 días hábiles. Para este año se procurará abrir este servicio a la telefonía móvil.

Además, se procurará rebajar todavía más los tiempos de espera con la ayuda de ordenadores de fila y tótem de auto consulta en oficinas grandes. También se analizará la factibilidad de que el actual seguimiento en línea de las solicitudes vía Ley de Transparencia se amplíe a cualquier trámite.

ANÁLISIS JURÍDICOS Y ESTUDIOS

Finalmente, otro elemento central del actuar de la DT, el análisis jurídico, se plasmó en 1.047 pronunciamientos en temas como jornada y descanso, protección a la maternidad, descuento de remuneraciones, beneficio de titularidad de docentes, sentido y alcance de la ley que moderniza las relaciones laborales.

También se investigaron 2.915 denuncias por vulneración de derechos fundamentales y 50 empresas fueron condenadas judicialmente por prácticas antisindicales. El 64 por ciento de ellas recibieron tal sanción al ser denunciadas por la DT.

Y en cuanto a investigaciones sobre la realidad laboral, fueron publicadas 8 investigaciones sobre libertad sindical, accidentabilidad laboral y sindicatos interempresas, entre otras.

Para este año está prevista la realización de la encuesta ENCLA 2017, la única en su tipo en el país que entrega una visión completa y profunda de la realidad al interior de las empresas chilenas.