Contenido principal

Prensa

89 empresas interesadas en sumarse a la inclusión laboral

89 empresas interesadas en sumarse a la inclusión laboral

La Dirección del Trabajo, el Servicio Nacional de la Discapacidad y la Confederación de la Producción y del Comercio realizaron en Santiago un taller explicativo sobre la nueva ley 21.015, congregando a un numeroso grupo de empresas interesadas en contratar a trabajadores con discapacidad.

04/05/2018

Poco más de un mes de vigencia tiene la Ley 21.015, conocida también como de Inclusión Laboral, y crece fuertemente el interés de las empresas por sumarse a esta iniciativa legal que pretende mejorar la empleabilidad de las personas con discapacidad.

Así quedó comprobado con la masiva concurrencia de ejecutivos de empresas de Santiago al seminario “Inclusión de personas con discapacidad al mundo laboral”, realizado este jueves 3 de mayo en el Museo de Bellas Artes.

Organizado por la Dirección del Trabajo (DT), el Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis) y la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), el certamen reunió a 89 empresas de la región vivamente interesadas en cumplir con la nueva ley que fija una cuota mínima del 1 por ciento de la dotación con trabajadores con discapacidad o que reciban alguna pensión de invalidez.

La norma es exigible a todas las empresas y servicios públicos con más de 100 trabajadores o funcionarios que deberán registrar los contratos o las medidas alternativas en el sitio web de la DT. Sin embargo, también permite optar por un cumplimiento alternativo con dos variables: celebrar contratos con empresas que sí cumplen con la cuota inclusiva o efectuar donaciones a fundaciones del mundo de la discapacidad.

imagen recurso_1.jpg

Durante el primer año de la ley regirá un artículo transitorio que permite hacer ese trámite dentro de los seis primeros meses desde el inicio de vigencia legal. Para las empresas con 200 o más trabajadores el comienzo de la vigencia es el 1° de abril de 2018 y para las empresas con entre 100 y 199 trabajadores, este inicio será el 1° de abril de 2019. A partir de ambas fechas correrá el plazo transitorio ya señalado de seis meses. 

EXPOSICIONES

A lo largo de casi tres horas expusieron desde sus respectivos ámbitos la seremi del Trabajo y Previsión Social, Paola Vidal; la directora regional metropolitana (s) del Senadis, Javiera Pérez; el profesional del área de Inclusión Laboral del Senadis, José Miguel Jara; el integrante de la Comisión Laboral y de Previsión Social de la CPC, Pablo Bobic, y el abogado de la DT, Patricio Muñoz.

Este último explicó pormenorizadamente el cuerpo legal y el papel fiscalizador que cumplirá la DT. Recordó que las infracciones a esta ley –como no cumplir con la cuota mínima de contratación o no registrar los contratos ante la DT- son gravísimas y significan multas que van desde las 2 hasta las 60 UTM.

Ante las variadas consultas hechas por los asistentes, algunas de las cuales no tienen aún una respuesta clara, se explicó que la DT emitirá algunos dictámenes aclaratorios.

Entre las  empresas participantes destacaron Claro Chile, Sodimac, CIC, SuBus Chile, Banco Ripley, CMPC Tissue, Embotelladora Andina y las universidades Católica Raúl Silva Henríquez y de Santiago de Chile.

DIRECTOR DEL TRABAJO

En su intervención, el director del Trabajo, Mauricio Peñaloza, hizo hincapié en la oportunidad que esta ley brinda a las empresas. “Ganamos como comunidad cuando nos hacemos cargo de las distintas realidades que cada uno de nosotros tiene. Y por lo tanto, somos una mejor empresa u organización cuando incluimos a toda nuestra diversidad social”, afirmó.

A su juicio, esta norma “es una palanca inicial, ese empujoncito que a veces requerimos los seres humanos para tomar decisiones positivas de incorporar personas que aparentemente son distintas, pero que en realidad terminamos comprobando que somos todos iguales, que todos tenemos las mismas capacidades de contribuir al desarrollo de nuestras empresas y de nuestra comunidad”.

Por todo ello, instó a las empresas a sumarse a esta ley, pero no solo las que cuentan con 100 o más trabajadores, sino que cualquiera que así lo desee. Esto, “porque estoy convencido de que las empresas van a ser mejores empresas, van a tener una mejor calidad de vida, van a poder atraer a mejores colaboradores cuando tienen una diversidad, cuando tienen a personas distintas”.

Para Peñaloza es sintomático que el cuerpo legal surja en medio de nuevas valoraciones que nuestra sociedad está haciendo respecto de lo distinto. “Estamos en una plena discusión de cómo nos hacemos cargo de esa diversidad, sea de género, sea de origen social, sea de nacionalidad, y en este caso la ley nos invita a poder incluir personas con discapacidad, porque al final vamos a ser un mejor país”, finalizó.