Contenido principal

Noticias

Presentan denuncia por amenazas de muerte contra fiscalizador de San Antonio

Incidente ocurrió el lunes último en el contexto de una suspensión de faenas a un fundo en la zona de Leyda, el mismo donde en diciembre pasado fueron encontrados inmigrantes peruanos en malas condiciones laborales y de higiene y seguridad.

17/05/2012

Una denuncia ante el Ministerio Público por amenazas de muerte hacia un fiscalizador de San Antonio que había inspeccionado un fundo de esa provincia de la Región de Valparaíso, presentó este martes la Dirección del Trabajo.

La acción fue interpuesta por la Directora Regional, Denisse Fredes, y respaldada por la Gobernación Provincial de San Antonio y la Seremi del Trabajo de Valparaíso.

El funcionario afectado directamente por las amenazas es el jefe de fiscalización de la Inspección Provincial de San Antonio, Mario Araya Cordero.

El pasado lunes 14 de mayo, Mario Araya y el Inspector Provincial Juan Carlos Galdames fiscalizaron el fundo "El Ermitaño", ubicado en la zona de Leyda.

El predio es uno de los dos sancionados en diciembre pasado con multas por un total de $8.852.556 al encontrarse en ellos a 20 campesinos peruanos en malas condiciones laborales y de higiene y seguridad. Su pésima situación fue entonces constatada en terreno por la Ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, y la Directora del Trabajo, María Cecilia Sánchez.

Este lunes, tras constatar la carencia de agua potable para el consumo humano y para el funcionamiento de duchas, así como las malas condiciones del comedor y los baños, los inspectores Araya y Galdames aplicaron la suspensión de faenas.

Fue poco después de retirarse del fundo que ambos fiscalizadores fueron interceptados por un individuo movilizado en una camioneta blanca y que se identificó como "Claudio Armijo, hijo", aludiendo al representante legal y empleador del predio sancionado, Claudio Armijo Carrasco.

Pese a los intentos de ambos funcionarios por explicarle cómo debía proceder para lograr el levantamiento de la medida punitiva, el sujeto los insultó repetidamente.

Ante la imposibilidad de calmarlo, ambos funcionarios subieron al vehículo fiscal que tripulaban para retirarse del lugar. En ese momento, el individuo escupió en el rostro a Araya y remató sus groserías y amenazas advirtiéndole que "la próxima vez que pises el fundo vai a salir en cajón de madera con las patas pa' delante".

Atendiendo la gravedad de la denuncia, el mismo martes la Fiscalía de San Antonio dispuso una medida de protección para Mario Araya y el resto de los funcionarios de la oficina de la Dirección del Trabajo de esa comuna, quienes deben continuar con sus funciones fiscalizadoras.

Para cumplir con la instrucción, durante 30 días Carabineros realizará rondas periódicas y hará consultas telefónicas.