Contenido principal

Noticias

Directora del Trabajo subraya rol fiscalizador a nuevas jefaturas

Los 50 inspectores provinciales y comunales nombrados recientemente asisten entre el 19 y el 21 de junio a un curso en la Escuela Técnica de Formación para conocer los énfasis institucionales.

19/06/2012

Fiscalizar más y mejor fue la exhortación lanzada por la Directora del Trabajo, María Cecilia Sánchez, a los nuevos jefes comunales y provinciales del servicio reunidos en Santiago para ser interiorizados de los énfasis institucionales.

Las 50 nuevas jefaturas, elegidas por concurso interno, asisten entre el 19 y el 21 de junio a un curso de inducción impartido por la Escuela Técnica de Formación.
Acompañada por la Subdirectora Inés Viñuela, la máxima autoridad del servicio abrió el curso exponiendo los ejes estratégicos que los inspectores recién asumidos deberán priorizar en su gestión y que serán abordados durante el curso.

El principal, sostuvo María Cecilia Sánchez, es el rol fiscalizador del servicio. "El foco de nuestro servicio está en la fiscalización, estoy convencida de que debe ser así", remarcó, añadiendo que "debemos atacar la informalidad laboral", pues "los trabajadores no pueden esperar". Aparejado a ello, instó a unificar criterios operativos, investigativos y sancionadores.

Ligado a lo anterior, mencionó la necesidad de acudir siempre y con rapidez a indagar los accidentes laborales, no importando si estos han ocurrido en días hábiles o festivos.

Sustentada en un dictamen de la Contraloría General de la República, la Directora explicó que se está analizando con las instancias correspondientes la mejor fórmula para llevar a cabo este imperativo. Esto, tanto en la organización del trabajo como en los recursos operativos que faciliten la concurrencia cada vez más inmediata ante una emergencia.

Siguiendo en el ámbito de los usuarios, estimuló a buscar fórmulas para apurar la atención presencial, reduciendo los tiempos de espera.

Enseguida remarcó el deber de la probidad y pidió a las nuevas jefaturas el máximo celo en el cuidado de los recursos públicos.

Internamente, llamó a cuidar los climas laborales, para facilitar y no desincentivar el trabajo funcionario.

Finalmente, recordó que la Dirección del Trabajo está inmersa en un proceso modernizador, especialmente en el ámbito inspectivo, que es monitoreado permanentemente para acentuar los aspectos positivos y remediar a tiempo los problemas detectados.