Contenido principal

Prensa

Dirección del Trabajo fiscalizará condiciones laborales de actores de televisión

En el marco de las recientes conversaciones surgidas entre el Ministerio del Trabajo y el Sindicato de Actores de Chile, se ejecutará próximamente un programa inspectivo para acabar con las irregularidades laborales que afectan a estos artistas, sobre todo por la inexistencia de contratos de trabajo y jornadas superiores a las legales.

22/05/2014

La Dirección del Trabajo (DT) y el Sindicato de Actores de Chile (Sidarte) elaborarán un programa de fiscalización en los canales de televisión para mejorar el cumplimiento de materias decisivas en la vida laboral de estos artistas, como lo son, principalmente, los contratos y las jornadas de trabajo.

Con este propósito, el director del Trabajo, Christian Melis, y la presidenta del sindicato, Andrea Gutiérrez, se reunieron el 19 de mayo, teniendo como base para este análisis la Ley Nº 19.889, que desde el año 2003 regula, entre otros aspectos, las condiciones contractuales de los artistas de artes y espectáculos con sus empleadores.

La dirigente planteó que el incumplimiento del citado cuerpo legal es mayoritario entre canales de televisión y productoras audiovisuales, habituales empleadores de actores y actrices, lo que hace imprescindible un abordaje integral con todos los involucrados.

La reunión entre la DT y el Sidarte fue posible gracias al interés del Ministerio del Trabajo por ayudar a que el gremio actoral pueda por fin contar con condiciones de trabajo legales tal como las que rigen al resto de los trabajadores chilenos.

De este modo, equipos fiscalizadores se constituirán en los canales de televisión para verificar el cumplimiento de las leyes laborales, previsionales y de seguridad y salud en el trabajo. Estas fiscalizaciones probablemente darán lugar después a mesas de trabajo con miras a lograr soluciones definitivas.

La presidenta de Sidarte fue clara para explicar que el objetivo final es lograr un cambio absoluto en las actuales condiciones de trabajo, cuyo común denominador es la inexistencia de contratos formales y jornadas laborales que exceden las horas máximas vigentes. "No nos interesa irnos a las patadas, queremos escuchar y hablar con los canales y sabemos que ellos también tienen noción, la gran mayoría al menos, de que están al debe con este sector", dijo Gutiérrez.

Uno de los problemas más acuciantes es el de los actores y actrices que actúan en programas o recreaciones que necesitan de una o dos jornadas máximas de grabación -de hasta 14 horas diarias- y que no pueden firmar un contrato de trabajo en regla, sino que solamente uno de prestación de servicios.

Sin embargo, más allá de aspectos puntuales, al sindicato le interesa que se retome el espíritu inicial de la ley Nº 19.889, porque, tal como sostiene su presidenta, "lamentablemente no ha tenido un cumplimiento como quisiéramos en los 11 años que han pasado desde su creación".