Contenido principal

Prensa

Dirección del Trabajo y Directemar actualizarán convenio de 2007

Director del Servicio, Christian Melis, se reunió con la cúpula de ese organismo naval para analizar nuevas posibilidades de trabajo conjunto.

23/07/2014

Una actualización del convenio de tareas conjuntas vigente desde 2007 acordaron este martes 22 de julio la Dirección del Trabajo (DT) y la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante (Directemar).

Ambas instituciones se dieron un plazo de 30 días para volver a reunirse y afinar los aspectos que serán modificados o incluidos en la nueva versión del convenio.

El acuerdo fue adoptado en una reunión realizada en la sede de la Directemar en Valparaíso y encabezada por las máximas autoridades de cada institución, el vicealmirante Humberto Ramírez, y Christian Melis, respectivamente.

Por la Dirección del Trabajo también concurrieron el jefe y subjefe del Departamento de Inspección, Jorge Guzmán y Gabriel Ramírez. Por la Armada asistieron los directores de Seguridad y Operaciones Marítimas y de Intereses Marítimos y Acuáticos, contraalmirantes de litoral Iván Valenzuela y Guillermo Silva, respectivamente.

Ambas instituciones coincidieron en la necesidad de modificar y perfeccionar el convenio, no solo por los casi ocho años transcurridos desde el comienzo de su aplicación, sino que también por el nuevo escenario que impondrán la futura Ley Corta de Puertos y la ratificación por parte de Chile del Convenio Internacional sobre Trabajo Marítimo de la OIT.

Particularmente en el primero de los citados cuerpos legales, se repone el derecho al funcionamiento de comités paritarios en las faenas, mayores controles de acceso y más rigurosidad en los accesos a los recintos, todo lo cual quedará a cargo de la DT.

A nivel nacional es la Directemar el organismo que posee tuición sobre todos los puertos y muelles del país.

Ese mandato implica, entre otros aspectos, el control de todo lo que ocurre en esas instalaciones, como la supervisión de la seguridad de las estructuras y las operaciones portuarias y también el cumplimiento de las normas legales para trabajadores portuarios y pescadores artesanales.

Especialmente sus controles de higiene y seguridad son coincidentes con las atribuciones legales de la DT. En la práctica, en caso de accidentes laborales, los fiscalizadores de la DT pueden investigar las causas y pedir informes técnicos a la Directemar en las materias que ellos no sean competentes.

El último trabajo conjunto de la DT y Directemar ocurrió el lunes pasado, en el muelle Maguillines, en Constitución, con ocasión de una fiscalización laboral que constató infracciones de higiene y seguridad y de jornada de trabajo.