Contenido principal

Prensa

Dirección del Trabajo fiscaliza a empresas de manipulación de alimentos

Director Christian Melis informó a la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados sobre un programa nacional fiscalizador que propiciará también una labor con los empleadores para mejorar las condiciones de unas 35 mil trabajadoras en todo el país.

13/10/2014

Durante octubre la Dirección del Trabajo (DT) fiscalizará en todo el país a las empresas de manipulación de alimentos vinculadas a la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb) con miras a lograr un mejoramiento paulatino de las condiciones laborales, previsionales y de salud y seguridad de unas 35 mil trabajadoras.

Así lo informó el Director del Trabajo, Christian Melis, al exponer sobre este programa inspectivo ante la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados, instancia interesada en conocer cómo la DT ayudará a este sector laboral de incipiente organización sindical.

Acompañado de la Ministra del Trabajo y Previsión Social, Javiera Blanco, la autoridad investigadora expuso que la DT ha mantenido desde 2013 una vigilancia creciente sobre este sector laboral.

Ello se tradujo el año pasado en una primera fiscalización en cinco regiones, que será ampliada ahora a todo el territorio con 434 fiscalizaciones ejecutadas por poco más de 50 funcionarios y que deberán estar realizadas al 31 de octubre próximo. Las empresas seleccionadas fueron acordadas con dirigentas sindicales del sector, priorizándose aquellas donde puedan detectarse mayores problemas.

Los tres objetivos del programa cuyas conclusiones estarán disponibles en noviembre son verificar el cumplimiento normativo, crear mesas de trabajo con trabajadoras y empleadores que velen porque este acatamiento sea permanente y, a través de la consecución de ambos objetivos, mejorar las condiciones de seguridad y salud en el trabajo.

Las empresas objeto de esta fiscalización son contratadas por establecimientos educacionales particular subvencionado, corporaciones de desarrollo municipal o directamente por los municipios.

Las materias fiscalizables son contrato de trabajo; remuneraciones, para que estas sean al menos equivalentes al ingreso mínimo; jornada, para que se ajuste a la ley y se respete el derecho de media hora de colación y el funcionamiento del registro de asistencia; derecho a alimentación del hijo menor; y seguridad y salud en el trabajo, para que las trabajadoras sean informadas de los riesgos de su actividad, cuenten con elementos de protección personal, vestidores, servicios higiénicos y duchas con agua fría y caliente, entre otros aspectos.

Melis informó a los diputados que "a partir del término del programa y una vez tabulados los resultados, se tiene acordado juntarse con estas trabajadoras, mostrarles cuál fue la realidad del programa y cuáles los problemas principales develados, de manera de poder orientar futuros programas de fiscalización y más focalizados".

Pero tan importante como estas fiscalizaciones actuales es el interés futuro de la DT por ayudar a este sector para organizarse sindicalmente. "Efectivamente, este es un rubro que necesita mucha formación a nivel directivo, es un sector muy incipiente; en consecuencia, estamos acordando con ellas la posibilidad de realizar formación a la dirigencia sindical, a sus bases en las regiones, de manera de poder profesionalizar aún más la labor que ellas desarrollan sobre sindicalización", finalizó el Director del Trabajo.