Contenido principal

Prensa

Cumplida primera fase de elaboración de política nacional de seguridad y salud en el trabajo

En la sede de la OIT en Santiago se efectuó el taller final sobre el proceso de consulta tripartita efectuado durante el año 2014 con miras a diseñar una política nacional que reduzca los índices de accidentabilidad y mortalidad.

19/03/2015

En la sede de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) se realizó el Taller Final del proceso de consulta para el diseño de una política nacional de seguridad y salud en el trabajo (PNNT).

A la jornada asistió el Director del Trabajo, Christian Melis, cuya institución será una de las encargadas de fiscalizar el cumplimiento de la estrategia preventiva que se espera esté elaborada en el año 2016.

El actual Gobierno se ha propuesto poner en práctica una política que luego del año ya citado se pueda aplicar con miras a reducir los actuales índices del 4,3 por ciento en accidentabilidad y del 5,1 por cien mil en mortalidad laboral.

Junto con este desafío a favor de los trabajadores, también debe cumplirse plenamente con el Convenio 187 de la OIT, que promueve una política preventiva y que fue ratificado durante el año 2012 por el país.

Para ello se diseñó una estrategia dividida en tres fases. La primera, concluida con el taller de la OIT, consistió en una consulta nacional tripartita a trabajadores, empleadores y expertos del Gobierno. Así, durante el año 2014 se realizaron dos talleres de diálogo tripartito en cada una de las 15 regiones.

En la segunda etapa, por aplicarse durante el año actual, se hará un diagnóstico del actual sistema de seguridad y salud en el trabajo para detectar sus fortalezas y debilidades y diseñar un perfil sobre la nueva política. Este análisis identificará las brechas en normativa, institucionalidad, fiscalización, capacitación, coordinación institucional, asistencia técnica y vigilancia en la salud.

Finalmente, en la fase final prevista para 2016 será elaborado el Programa Nacional sobre Seguridad y Salud en el Trabajo. Esta estrategia comenzará a ser ejecutada de inmediato, después de que sean acordadas las metas, prioridades, recursos, indicadores de evolución, plazos y responsabilidades para alcanzar los objetivos propuestos.