Contenido principal

Prensa

Encuentro de intercambio de instituciones laborales de Chile y Argentina

Un análisis de las realidades laborales de ambos países hicieron expertos de la Dirección del Trabajo y del Ministerio del Trabajo, Empleo y Seguridad Social en el marco de un seminario organizado por el Departamento de Estudios de nuestra institución.

26/03/2015

Las expectativas y preocupaciones por el resultado que tendrá el proyecto de reforma laboral impulsado por el Gobierno dominaron la primera jornada del seminario bilateral chileno-argentino que se está celebrando en Santiago entre el 26 y 27 de marzo.

En un hotel de la capital una veintena de profesionales del Departamento de Estudios de la Dirección del Trabajo se reunió para exponer, debatir y escuchar intervenciones de expertos y actores de ambos países sobre el estado de las relaciones laborales y de los movimientos sindicales.

El encuentro fue abierto por el Director del Trabajo, Christian Melis, quien agradeció la presencia de los expertos argentinos David Trajtenberg y Héctor Palomino.

El primer expositor fue el Subdirector de la Dirección del Trabajo, Rafael Pereira. En su intervención el abogado hizo una relación de los derechos laborales a partir de la década del 60' y su involución tras la instauración del Plan Laboral en 1979.

Pereira hizo hincapié en que la actual reforma planteada por el Gobierno rompe con la lógica del "mercado de trabajo", concepto mantenido incluso en democracia, y lo cambia por el de "sistema de relaciones laborales". A su juicio, el fortalecimiento sindical, la ampliación de la negociación colectiva y el derecho a huelga son elementos centrales del proyecto de ley.

También intervino en la sesión inaugural la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa.

La líder sindical valoró el proyecto de ley porque cumple con las promesas electorales de la coalición de Gobierno.

Sin embargo, al plantear la visión oficial de la CUT sobre el proyecto dijo que el Gobierno no debe ceder a presiones para desnaturalizar la reforma, al punto de anular con nuevas indicaciones los beneficios que se pretende implantar.