Contenido principal

Prensa

Dirección del Trabajo aclaró deudas previsionales por 1.800 millones de pesos

Plan piloto aplicado desde fines del año pasado detectó 4.331 empresas con adeudos, el 77% de las cuales los regularizó total o parcialmente, favoreciendo a 18.717 trabajadores.

21/04/2015

Positivos resultados tuvo la fiscalización electrónica realizada por la Dirección del Trabajo (DT) para contrarrestar las deudas previsionales en el país, logrando aclarar débitos por $1.810.113.818 cuyo estado de pago se hallaba en la calidad de mora presunta.

En rueda de prensa ofrecida con la ministra del Trabajo y Previsión Social, Javiera Blanco, el director del Trabajo, Christian Melis, dijo que la iniciativa "fue exitosa porque nos permitió validar esta forma de fiscalización por vía electrónica que nos permite aumentar notablemente la cobertura y hacer una fiscalización de forma muy masiva en materia previsional", añadiendo que "la Dirección del Trabajo está bastante satisfecha porque nos ha permitido que los trabajadores recuperen dineros que son parte de sus fondos".

La ministra Blanco, en tanto, también evaluó positivamente la experiencia inspectiva y alentó a la Dirección del Trabajo a profundizarla.

La deuda presunta surge cuando el empleador que ha pagado las cotizaciones de sus trabajadores deja de hacerlo, sin justificarlo ante el sistema previsional.

No necesariamente una empresa o empleador en esa situación no ha pagado las cotizaciones de sus trabajadores. Efectivamente puede no haberlo hecho, como también no haber comunicado oportunamente el término de la relación laboral con el o los trabajadores supuestamente afectados. De este modo, la aclaración lograda finalmente por la DT incluyó a cualquiera de estas posibilidades.

Se sabe que en la categoría de mora presunta se encuentran 350 mil empresas, afectando potencialmente a un millón de trabajadores por un total de 174 mil millones de pesos.

Por ello la DT diseñó una estrategia de control para ampliar la cobertura fiscalizadora, modificar la conducta de las empresas infractoras y supervigilar el pago de cotizaciones previsionales de los trabajadores.

El programa piloto abarcó a 8.835 empresas y validó plenamente la opción informática de fiscalización de esta materia. Por ello será repetido en el curso de este año, ampliando a 100 mil las empresas fiscalizadas, y será replicado sucesivamente hasta cubrir el total con deuda supuesta.

RESULTADOS SATISFACTORIOS

En cuanto a los resultados del programa inspectivo, de las 8.835 empresas elegidas aleatoriamente, 4.331 (49%) presentaban deuda presunta por $2.600.000.000, perjudicando a 21.617 trabajadores.

Tras una primera advertencia electrónica de su presunta morosidad, 1.411 empresas regularizaron su situación, es decir, el 33% del total notificado por mantener deudas. Al resto, 2.920 empresas, se les multó por un total de $1.533.229.840.

Concluida la fase de aplicación de sanciones, el universo de empresas que aclaró su situación subió a 1.936 (45%) que lo hicieron totalmente y 1.372 (32%) que lo hicieron parcialmente. Así, un total de 3.308 (77%) respondió positivamente a la fiscalización de la DT. Solamente 1.023 (23%) de ellas no modificó su conducta.

Con ello, 18.717 trabajadores vieron aclarada su situación previsional. El 56,3% de modo total y el 43,7% parcialmente. Únicamente 2.900 trabajadores continúan sin sus cotizaciones previsionales aclaradas.

El director del Trabajo dijo que el grueso de las empresas deudoras es pequeña y mediana.

Al abordar globalmente la situación previsional, la secretaria de Estado se mostró preocupada por el fenómeno de las cotizaciones declaradas pero no pagadas por los empleadores, quienes disponen de 180 días para hacerlo, con el consiguiente perjuicio para los trabajadores.

Su inquietud nace de un estudio que reveló un aumento del 60% de las empresas entre los años 2009 y 2013 que se encuentran en esta situación.