Contenido principal

Prensa

Dirección del Trabajo abre oficina intermitente en Quintero

​El servicio fiscalizador atenderá todos los miércoles a trabajadores que laboran principalmente en esa localidad y la vecina Puchuncaví.

01/06/2015

Autoridades, trabajadores, empleadores y vecinos participaron este lunes 1 de junio en la inauguración de la oficina provisoria de la Dirección del Trabajo en Quintero, Quinta Región.

La ceremonia fue encabezada por la seremi del Trabajo y Previsión Social, Karen Medina.

La oficina funcionará bajo la modalidad de comodato en el Departamento de Educación Municipal, en Arturo Prat 1960, a contar de este 3 de junio. Todos los miércoles de cada semana, entre las 9 y las 14 horas, un funcionario de la Inspección Provincial del Trabajo de Viña del Mar atenderá a los usuarios, que principalmente provendrán de la misma localidad de Quintero y su aledaña Puchuncaví.

La seremi sectorial dijo que con esta apertura se cumple con el objetivo de "acercar los distintos servicios de nuestro ministerio a los trabajadores, quienes nos habían manifestado la necesidad de tener un mejor acceso a la Dirección del Trabajo".

El alcalde Mauricio Carrasco explicó que una oficina como esta era indispensable "porque Quintero es una comuna con una alta rotación de trabajadores". Esperanzado desde ya en los beneficios que traerá a la comuna, apostó a que "se trata del inicio para implementar a futuro definitivamente una oficina en Quintero".

En tanto, el director regional del Trabajo, Jorge Andreucic, sostuvo que "la instalación de una oficina del Servicio en una localidad provoca un aumento de la demanda o la visibiliza, y con ello un aumento de procedimientos, cobertura, facilidad en el acceso", por lo que de este modo "esperamos ampliar nuestra cobertura, desincentivar la infraccionalidad en materia laboral, así como a contribuir a la instalación de mejores relaciones laboral".

CRECIENTE DEMANDA

La necesidad de contar con esta nueva oficina queda patente al comprobar que en los últimos tres años se ha producido un aumento de la demanda de fiscalizaciones en Quintero y Puchuncaví.

Así es como en el citado período esa demanda se ha elevado en poco más de 50 procedimientos (de 217 en 2012 a 270 fiscalizaciones en el año 2014). Actualmente hay un promedio de 21 fiscalizaciones mensuales en la zona, provocando un desplazamiento de funcionarios de la Inspección de Viña del Mar a estas localidades a razón de cada día hábil de un mes normal.

Al mismo tiempo, los usuarios que deben acudir a una Inspección a obtener asistencia en materias laborales, hacer denuncias o reclamos, deben solventar gastos de traslado sobre $3.000, suma que a veces aumenta según los procedimientos de que se trate, y que requieran de más de una asistencia a oficinas de Inspección del Trabajo. Por ejemplo, los reclamos por término de las relaciones laborales deben ser resueltos en comparendos que se celebran en Valparaíso, lo que encarece aún más los costos de traslado de los usuarios.

Este problema provocaba un desincentivo en el ejercicio de derechos laborales de la población de más escasos recursos, donde se observa la mayor precariedad laboral y bajos ingresos.