Contenido principal

Prensa

Sindicato nacional de Walmart celebra su octavo congreso llamando a la unidad de los trabajadores

La mayor organización sindical del país exhortó a romper la actual fragmentación para lograr un movimiento fuerte que pueda pararse de igual a igual con el empresariado y plantear demandas justas y responsables.

18/08/2015

En un Círculo Español repleto con la presencia de 200 delegados provenientes de todo el país, el Sindicato Nacional SIL-Walmart comenzó la celebración de su octavo congreso instando a la unidad de los trabajadores chilenos.

Se trata de la organización sindical más grande del país, con 5.800 socios provenientes de las cinco empresas en que está organizado el consorcio Walmart.

A inicios de este segundo semestre el sindicato logró firmar un solo y satisfactorio contrato colectivo para todos los trabajadores del holding, acuerdo al que se llegó luego de que el 98% de los afiliados votara por la aprobación de la huelga legal.

En la ceremonia inaugural del congreso estuvo la ministra del Trabajo y Previsión Social, Ximena Rincón, quien felicitó el crecimiento alcanzado por este sindicato nacional, calificándolo como un ejemplo para el resto de los trabajadores chilenos.

La secretaria de Estado defendió la organización de los trabajadores porque es un vehículo que engrandece el real significado del trabajo, que es mucho más que recibir un sueldo a fin de mes.

Junto a la ministra estuvieron otras altas autoridades del mundo laboral, como el representante de la OIT en Chile, Carlos Rodríguez; el ex director mundial del organismo, Juan Somavía, y el director del Trabajo, Christian Melis.

Justamente esta última autoridad recibió las felicitaciones del presidente del sindicato, Juan Moreno. El dirigente alabó el apoyo dado por la Dirección del Trabajo al proceso de negociación colectiva, que calificó de "ejemplar".

"Hemos logrado una negociación colectiva que ha marcado un hito en este país", resumió Moreno, para ilustrar el poderío de la organización que él dirige.

En su intervención, Moreno hizo un repaso histórico del proceso de unificación iniciado en el año 2007 y que culminó un año después con la formación del sindicato único e interempresa.

"Esa era nuestra consigna", dijo, añadiendo que "no podía ser que un fraude, como el Multirut, que dividía a los trabajadores, nos pudiera ganar, así es que nos articulamos como sindicato interempresa".

Moreno admitió que llegar a esta instancia implica responsabilidades mayores. "Tuvimos que explicarle al empleador que lo que buscábamos era una equidad de beneficios. No arruinar el negocio". Por suerte, prosiguió, "Walmart entendió que debíamos mostrar una señal potente al país de que con las conversaciones se puede avanzar más".

Ello, porque, a su juicio, una votación de huelga no significa necesariamente que el trabajador desee hacerla efectiva, sino que es una herramienta de negociación. "No busca hacerla efectiva ni ir al conflicto, porque lo trabajadores ya están llenos de conflictos cada día", ejemplificó Moreno.

El sindicalista terminó defendiendo las reformas laborales que impulsa el Gobierno porque los trabajadores "somos parte de la sociedad, la movemos", reprochando que "los gremios, después de la dictadura, nos dividimos y lo único que hicimos fue dar paso para que el capitalismo y el modelo que hoy impera sea más fuerte".