Contenido principal

Prensa

Dirección del Trabajo reconoció a 123 funcionarios con más de 25 años de servicio

Todos recibieron galardones en actos celebrados en las cabeceras regionales de la institución. En Santiago hubo 57 premiados.

30/09/2015

En medio de un proceso de modernización que pondrá a la Dirección del Trabajo a la altura de los nuevos requerimientos de un país que quiere ser más justo, la institución hizo un reconocimiento a su rica historia premiando a los funcionarios que cumplieron 25, 30, 35, 40 y 45 años de servicio.

En total son 123 los galardonados a lo largo de todo el territorio que, para el director del Trabajo, Christian Melis, representan las mejores virtudes del funcionario público entregado vocacionalmente a servir a otros.

En la Región Metropolitana la ceremonia se efectuó en el auditorio de la Superintendencia de Pensiones, el que se vio colmado con unos 130 funcionarios y algunos familiares que siguieron emotiva y efusivamente la premiación.

En total, fueron 56 los galardonados. Todos recibieron sus galardones de manos de jefes de departamentos, excepto quienes cumplieron 40 y 45 años de servicio, los que fueron felicitados por el propio director del Trabajo.

Punto cúlmine de la ceremonia -amenizada por un trío clásico de cuerdas- fue la premiación a los dos funcionarios que cumplieron 45 años en la DT. Se trata de Margarita Lagos, secretaria de la Inspección Comunal Santiago Poniente, y Héctor Yáñez, profesional del Departamento de Inspección, ambos largamente aplaudidos por sus colegas.

Por parte de los funcionarios reconocidos habló Eva Barahona, funcionaria de la Coordinación Inspectiva de la Dirección Metropolitana Poniente. Ella compartió labores con el actual director cuando este ingresó a la institución como fiscalizador a comienzos de los años 90. Superando su emoción, la galardonada dijo ser orgullosa de su vocación pública y de trabajar en una institución que actúa en beneficio de los trabajadores en un país que necesita de una "sana convivencia social" y que aspira a ser "más progresista y humano".

En su intervención, el director del Trabajo se preguntó sobre qué motiva a una persona a insertarse en el servicio público. "No es solamente la necesidad o las ganas de trabajar", se respondió, agregando que "es, en muchos casos y sobre todo en lo que respecta a esta institución, el sentimiento de que una vida laboral valiosa es aquella que está al servicio de otros".

Por ello, concluyó que "no es casual que quienes subieron a recibir sus galvanos ahora hayan permanecido y perseverado en este servicio. Y no es casual que usemos la palabra 'servicio' para referirnos a la institución. Un sentido de equidad y justicia yace en el fondo de esa decisión, aunque no sea consciente. Ese es el sentimiento que hoy valoramos y destacamos".