Contenido principal

Prensa

70 locales del Mall de Antofagasta fueron suspendidos por falta de ventilación

Masiva fiscalización de tres días de la Dirección Regional del Trabajo se realizó luego de recibir denuncias anónimas de trabajadores de ese centro comercial.

02/10/2015

Condiciones inadecuadas de ventilación que ponían en riesgo la vida y salud de los dependientes decidieron a la Dirección Regional del Trabajo de Antofagasta a suspender el funcionamiento de 70 locales medianos y pequeños del Mall Plaza de esa ciudad.

Entre el martes 29 de septiembre y el 1 de octubre un grupo de fiscalizadores de la capital regional inspeccionó a 101 de esas tiendas del principal centro comercial antofagastino luego de recibir varias denuncias anónimas de trabajadores. Se actuó con el respaldo del artículo 184 del Código del Trabajo que obliga a los empleadores a garantizar la vida y salud de sus trabajadores.

El aumento de las temperaturas en la ciudad y la escasa ventilación adentro de los locales medianos y pequeños del mall provocaron malas condiciones de trabajo y síntomas de sofocación y otros malestares asociados.

El director regional del Trabajo, Rubén Gajardo, explicó que "durante la fiscalización fue evidente la veracidad de las denuncias porque en esos locales los trabajadores estaban sofocados y transpirados luego de estar varios días trabajando en un ambiente de muy mala ventilación". La evidencia de las malas condiciones fue tal que, prosiguió la autoridad, "a medida que recorríamos el recinto no pocos trabajadores salían a encontrarnos para pedirnos que entráramos a sus locales".

El problema se produjo porque la administración del mall proporciona ventilación adecuada a todos los espacios públicos del recinto, mientras que la de las tiendas es responsabilidad de cada uno de sus arrendatarios. Ello ha significado una diferencia entre las grandes tiendas, cine y restoranes versus los locales medianos y pequeños, muchos de los cuales carecen de ventilación propia.

Desde el comienzo de la masiva fiscalización se informó a los locatarios que la suspensión se levantaría rápidamente, pero caso a caso, en el momento que presentaran informes de sus propias mutuales de seguridad acreditando que se había instalado algún sistema de ventilación que mejorara la calidad del aire.

"Obviamente, cada sistema debía ser proporcional al tamaño de las tiendas; en las pequeñas basta con ventilador adecuado al espacio, en las medianas habrá que instalar equipos con mayor potencia", explicó Gajardo.

La instrucción de la DRT fue acatada por los locatarios. Entre este 1 y 2 de octubre han comenzado a acreditar sus propias soluciones y hasta las 9:30 de este segundo día ya se habían levantado 11 suspensiones, cifra que seguramente aumentará en su transcurso.

Más allá de esta contingencia, el director regional del Trabajo es partidario de buscar una solución definitiva e integral, en conversaciones entre la administración del mall y los locatarios. Ello, porque recordó que tiempo atrás 84 administradores de tiendas pequeñas y medianas advirtieron por escrito a la administración el problema que podría generarse con el aumento de las temperaturas y la humedad en la capital de la Segunda Región.