Contenido principal

Prensa

En Madrid analizan experiencias fiscalizadoras en Iberoamérica

El subdirector del Trabajo, Rafael Pereira, y el jefe del Departamento Jurídico, José Castro, representaron a Chile en el seminario "La Inspección del Trabajo como herramienta de difusión del trabajo decente en América Latina".

14/10/2015

El encuentro fue organizado por el Ministerio del Empleo y Seguridad Social de España con la colaboración del Centro de Internacional de Formación de la OIT (CIF/OIT) de Turín. En la cita participaron representantes de los ministerios del área y de las Inspecciones del Trabajo de México, Costa Rica, Guatemala, Colombia, Perú, Brasil, Uruguay, Argentina, Chile, España, Portugal y Panamá.

Las actividades fueron organizadas en cuatro grandes módulos, dos de los cuales estuvieron centrados en los trabajadores y en la fiscalización del cumplimiento de sus derechos. Los dos restantes tuvieron relación con temas institucionales. En cada módulo los participantes escucharon ponencias generales a cargo de un especialista, ya fuese de la OIT o español, tras lo cual pudieron dar cuenta de alguna experiencia positiva, exitosa, en tareas puntuales.

Para Rafael Pereira, fue importante constatar que, pese a haber muchos modelos de inspección, dependiendo de las tradiciones, cultura jurídica y de la administración pública de cada país, no hay discusión sobre que la función inspectiva "es central para el cumplimiento del derecho del trabajo y el respeto a los derechos de los trabajadores".

"La coincidencia es que todos los países están en proceso de fortalecimiento de la labor de inspección del trabajo, en vistas de que el Estado y la administración se hagan cargo de controlar el cumplimiento de la normativa laboral. Comparando las distintas estrategias o mecanismos para lograrlo, uno ve que hay que conjugar la labor de prevención y de promoción de los derechos laborales y, a la vez, tener sanciones que sean eficaces. En el caso del Estado de Chile, la sanción en materias de inspección es relativamente baja y el monto de la multa no siempre cumple el rol de ser suficientemente disuasivo", explicó Pereira.

Añadió que, "por otro lado, en la mayoría de los países hay un predominio relativo de la inspección o fiscalización programada, en un diseño estratégico, mientras que en Chile predomina la acción reactiva, lo que dificulta una planificación estratégica. Estos son aspectos que hemos estado observando y que es necesario modificar en el modelo de inspección nuestro".

Otro componente que le parece importante destacar dentro de las experiencias que conoció, surge a partir de una presentación de Portugal, relativa a un proceso específico que realizaron y donde integraron a todos los actores sociales pertinentes, en una lógica tripartita.

"En esa experiencia portuguesa incluyeron a institutos de formación, órganos especializados y, por cierto, a los representantes sindicales y empresariales, de modo de generar conciencia de la necesidad de cumplir la normativa; pero siempre teniendo a la vista que si un empleador no cumple con sus obligaciones de protección a los trabajadores, hay que ejercer las atribuciones de tipo sancionador. De esa experiencia creo que hay que tomar nota", hizo ver Pereira.

Tras el seminario, la conclusión a la que el subdirector Pereira llega es que "como país, tenemos una institucionalidad laboral relativamente fuerte, constituida, con una importante tradición. En el contexto latinoamericano somos una de las instituciones con más antigüedad… Si bien los uruguayos están cumpliendo 100 años, respecto del resto de los otros países estamos entre las instituciones más longevas y con un reconocimiento social importante. Y en consecuencia, eso nos obliga a seguir avanzando en cumplir la función prioritaria que tenemos".

Lectura de foto: de izquierda a derecha, José Castro, José Ignacio Sacristán -director general de la Inspección del Trabajo y Seguridad Social de España- y Rafael Pereira.