Contenido principal

Prensa

Dirección del Trabajo, CUT y Vicaría de Pastoral Social protegerán derechos laborales de los trabajadores inmigrantes

Acuerdo fue suscrito este domingo en presencia de la ministra del Trabajo y Previsión Social, Ximena Rincón.

26/10/2015

En una emotiva ceremonia realizada en el Salón Consistorial de la Municipalidad de Santiago se lanzó una inédita iniciativa a favor de los miles de inmigrantes que se radican en Chile en busca de mejores oportunidades de vida.

Se trata de la "Mesa Regional Laboral del Trabajador Inmigrante", impulsada por la Dirección del Trabajo (DT), la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y la Vicaría de Pastoral Social de la Iglesia Católica.

El acto fue encabezado por la ministra del Trabajo y Previsión Social, Ximena Rincón; el subsecretario del Trabajo, Francisco, Díaz; el director del Trabajo, Christian Melis; el director regional Metropolitano Poniente, Jorge Meléndez; la alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá; la presidente de la CUT, Bárbara Figueroa, el diputado Giorgio Jackson y el vicario de la Pastoral Social y de los Trabajadores, Andrés Moro.

Las últimas cifras oficiales registran una población extranjera en Chile de 477.553 personas, aunque a esta altura del año 2015 es posible que esa cantidad supere ya el medio millón.

De ese total, 132 mil se encuentran ocupados, según la Nueva Encuesta Nacional de Empleo (NENE). Los países que mayor aportan son Perú, Argentina, Bolivia Colombia y Ecuador, y se concentran en los sectores de: Servicio doméstico (19%), Comercio (18%), Industria (9%), Hoteles y restaurantes (8%), Servicios (7%) y Agricultura (7%).

Asimismo, el 64% de los inmigrantes se concentran en la Región Metropolitana, lo que motivó a la DT a radicar en su Dirección Regional Poniente la responsabilidad de participar en la mesa recién constituida.

Durante el acto de este domingo las tres instituciones convocantes de la mesa trabajo suscribieron un protocolo de acuerdo para coordinarse con agrupaciones de inmigrantes y diseñar políticas que protejan sus derechos laborales, previsionales y de seguridad y salud en el trabajo.

Al respecto, el director del Trabajo, Christian Melis, dijo que para su institución "los trabajadores chilenos y extranjeros son iguales y, por lo mismo, trabajamos para que todos ellos puedan ejercer plenamente sus derechos".

Entretanto, el director regional metropolitano poniente, Jorge Meléndez, planteó que en el país aún subsiste una "importante discriminación racial y una acentuada precarización laboral". Añadió que "esta última se manifiesta en situaciones que van desde la informalidad laboral, las precarias condiciones de trabajo y el incumplimiento previsional, hasta la materialización de formas de trabajo inhumanas, como lo son el tráfico ilícito de inmigrantes, el trabajo forzado y la trata de personas".

En efecto, según estadísticas de la DT, a septiembre de este año los inmigrantes que más denunciaron fueron, en orden decreciente, peruanos (289), colombianos (262), bolivianos (188), haitianos (77) y argentinos (39).

Las cinco materias más denunciadas fueron: no declarar oportunamente las cotizaciones previsionales, no entregar comprobante de pago, no pagar remuneraciones, separar ilegalmente de funciones a trabajadora amparada por fuero maternal y no llevar registro de asistencia y determinación de horas de trabajo.

Por ello, las tres instituciones participantes decidieron que sus primeras acciones serán difundir los derechos laborales, capacitar a funcionarios de la DT y dirigentes sindicales sobre esos derechos y difundir en los centros educacionales la necesidad de la inclusión y el respeto de los derechos de los trabajadores inmigrantes.

A mediano plazo se persigue crear una instancia multisectorial en toda la administración pública que ejecute acciones a favor de este desafío.

Durante el acto, la ministra Rincón dijo que es necesario "asumir con entusiasmo los desafíos que nos hemos propuesto y que internacionalmente hemos asumido, como profundizar en las políticas de integración y desarrollo de los trabajadores, para avanzar en una política laboral inclusiva que facilite el acceso de los trabajadores migrantes a las diversas prestaciones que el Estado ofrece, y a los programas de intermediación y capacitación laboral, debido a la necesidad de sumarse activamente al proceso productivo de nuestro país".

El nuevo énfasis protector del Estado chileno hacia los inmigrantes fue rubricado con el Decreto n° 108, del 27 de enero de este año, que creó el Consejo de Política Migratoria, encargado de elaborar la Política Nacional en Materia Migratoria y coordinar las acciones, planes y programas de los actores institucionales en la materia.

En su sesión del próximo 5 de noviembre dicho consejo estudiará en detalle el nuevo anteproyecto de Ley de Migraciones que será presentado a debate ante el Congreso Nacional.