Contenido principal

Prensa

"El tiempo de trabajo es muy relevante en una relación laboral"

Subdirector del Trabajo, Rafael Pereira, participó en seminario de trabajadoras de casa particular, donde fundamentó la trascendencia de las nuevas normas legales que reducen la jornada laboral y otorgan nuevos días de descanso.

24/11/2015

El profundo valor del descanso laboral como un derecho humano que ayuda a la consecución de una vida más plena resaltó el subdirector del Trabajo, Rafael Pereira, al intervenir en el seminario "Avanzando para mejorar el futuro de las trabajadoras de casa particular".

El certamen se efectuó el sábado 21 de noviembre con asistencia de otras altas autoridades, como el subsecretario del Trabajo, Francisco Díaz, y el director para el Cono Sur de la OIT, Fabio Beltranou, acompañado por la profesional del organismo internacional, Patricia Roa.

Su realización coincidió con la entrada en vigencia de la segunda parte de la Ley N°20.786, que iguala las condiciones laborales de las trabajadoras de casa particular con el resto de los trabajadores chilenos, tanto en el nivel remunerativo, como en las jornadas de trabajo y descanso.

Si entre el 1 de enero y el 21 de noviembre ya regía la obligación de suscripción de los contratos y la prohibición de usar uniformes en lugares o espacios públicos, a contar de la última fecha se redujo la jornada semanal de 72 a 45 horas, se estableció un máximo de 12 horas diarias en el formato de puertas adentro y se prohibió el trabajo en los días sábado, entre otras normas que amplían los tiempos de descanso.

Al participar en una mesa redonda del seminario ya citado, Rafael Pereira recordó que la conquista desde ahora vigente tiene tal envergadura que está en los orígenes de las luchas obreras europeas y americanas, desde el siglo 18 en adelante.

"El tiempo de trabajo es muy relevante porque cuando uno establece una relación laboral, cuando uno vende su fuerza de trabajo, compromete su cuerpo, compromete su persona en forma íntegra. Y, por lo tanto, significa entregar parte de nuestra libertad a otro, que la utiliza como trabajador asalariado", explicó.

Por ello, agregó, el tiempo de trabajo es una cuestión central en toda la regulación laboral, y tiene su contrapartida, que es el descanso. "Porque si mi tiempo de trabajo no tiene límites, obviamente el descanso se ve afectado", vinculó.

Siempre con la intención de dimensionar histórica y éticamente a las trabajadoras de casa particular las nuevas normas que las favorecen, el subdirector del Trabajo ilustró que tratados internacionales de derechos humanos, de la OIT y de Naciones Unidas defienden el derecho al descanso siempre que vaya asociado al disfrute del tiempo libre.

"Fíjense que cuando (tales organismos) hablan del descanso no hablan del derecho al descanso, hablan del derecho al disfrute del descanso", hizo notar a las presentes.

"¿Por qué?", se preguntó, pues porque "si yo puedo saber que cuento con este día, y no depende de mi empleador, yo puedo programar mi descanso".

Pereira finalizó subrayándoles a las trabajadoras asistentes que "el derecho no es solo el descanso, que me dejen descansar cuando el empleador quiera, porque yo tengo derecho a disfrutar el descanso; en consecuencia, lo que hoy se manifiesta y se logra tiene que ver con los anhelos más profundos y permanentes del mundo sindical".