Contenido principal

Prensa

Expertos advierten subsistencia de desigualdades hacia las trabajadoras

Dirección del Trabajo propició un análisis realista en el seminario "Mujer: fuerza de género", efectuado hoy en el ex Congreso Nacional.

08/03/2016

Coincidentes apreciaciones sobre las dificultades de la mujer en el mundo del trabajo vertieron los expositores del seminario "Mujer: fuerza del género", organizado por la Dirección Metropolitana Oriente del Trabajo.

La cita congregó a unas 150 dirigentas sindicales de la región en el salón de honor del ex Congreso Nacional, en pleno centro de Santiago.

La jefa del Departamento de Relaciones Laborales de la Dirección del Trabajo, Wendoling Silva, reconoció los avances habidos en los últimos años, pero hizo hincapié en que son todavía muchos los problemas que enfrenta la mujer trabajadora.

Por ejemplo, contra el beneficio de la sala cuna está la suspensión de ese derecho durante una huelga o que muchos empleadores evitan contratar a más de 19 trabajadoras para no tener que asumir la obligación de financiar la educación preescolar.

Asimismo, mencionó que el nuevo permiso post natal parental no es conveniente para las mujeres con altas remuneraciones por los topes establecidos en el subsidio vigente.

En lo colectivo, lamentó que solo el 36% de las mujeres trabajadoras esté sindicalizada, que el 39% negocie colectivamente y que el 18% sea dirigente.

La seremi metropolitana del Trabajo, María Eugenia Puelma, recordó a las pioneras que reivindicaron los derechos femeninos en distintos momentos de la historia, como Belén de Sárraga, Amanda Labarca, Elena Caffarena y Gabriela Mistral.

La autoridad instó a las sindicalistas presentes a no olvidar que todas las reformas en marcha hoy en el país son, en definitiva, una "lucha política" porque pretenden cambiar radicalmente enclaves constitucionales y legales que impiden hacer de Chile un país más justo.

Además, subrayó la necesidad de que las trabajadoras sean parte de las directivas sindicales porque es la mejor garantía de que las necesidades de las mujeres sean consideradas en las negociaciones con los empleadores.

También habló el diputado Fuad Chahín, quien hizo ver la todavía débil participación de la mujer en los espacios políticos. Si Naciones Unidas fijó el año 2006 un umbral mínimo del 30% de participación, en Chile ese índice apenas alcanza al 15,8% por debajo, incluso, de los promedios del resto de América Latina y El Caribe.

Enseguida, la abogada laboralista y académica Carmen Espinoza se centró en el acoso sexual como una de las peores pesadillas de las trabajadoras, puesto que generalmente afecta a las más vulnerables y de un modo tal que es difícil de comprobar.

En la parte final del seminario expuso sobre la accidentabilidad y las enfermedades de las trabajadoras la experta del Instituto de Seguridad Laboral, Viviana González.

El cierre del encuentro que se prolongó durante cuatro horas estuvo a cargo de Cristian Umaña, director metropolitano oriente del Trabajo.