Contenido principal

Prensa

Proyecto modernizador de la DT ya cuenta con su Comité Directivo

El Director del Trabajo, Christian Melis, presidió la sesión de constitución del Comité Directivo del Proyecto BID, clave en el proceso de modernización a cuatro años iniciado por la institución fiscalizadora.

12/07/2016

Las máximas autoridades de la Dirección del Trabajo (DT) participaron de la constitución del Comité Directivo del proyecto de modernización institucional, financiado con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Este comité fue creado mediante Resolución Exenta 877 del 3 de junio de 2016.

El director del Trabajo destacó la importancia de que la DT esté dentro de los pocos servicios públicos incorporados a este programa de modernización liderado por el Ministerio de Hacienda, con recursos del BID. Esto posiciona a la DT como una institución que es capaz de abordar nuevos desafíos, teniendo como foco avanzar en la mayor satisfacción de los usuarios.

El Comité Directivo será presidido por el Subdirector de Trabajo, Rafael Pereira, y lo integran los jefes de los Departamentos Jurídico, Inspección, Relaciones Laborales, Atención de Usuarios, Estudios, Tecnologías de la Información, Gestión y Desarrollo, Recursos Humanos, Administración y Finanzas y el jefe de la Oficina de Control y Gestión de Multas. Cuenta con un Secretario Ejecutivo, Claudio Collao, quien es también el coordinador del proyecto, y como asesor al experto de la OIT Guillermo Campero.

El coordinador del proyecto, presentado en esta reunión, es ingeniero civil y magister en ingeniería de negocios con tecnologías de la información, de la Universidad de Chile, quien asumió sus funciones a partir del lunes 4 de julio, luego de un proceso de selección por medio de "empleos públicos", y la anuencia del Ministerio de Hacienda.

Para el seguimiento del desarrollo del proyecto se constituirá un comité ejecutivo con representantes de los principales departamentos involucrados, el que sesionará semanalmente, al que asistirán además representantes de Hacienda y del BID.

Se informó en esta oportunidad que una de las primeras tareas es el desarrollo de un estudio sobre caracterización de nuestros usuarios, de modo que nos permita determinar con mucha mayor precisión sus necesidades específicas y las formas más valoradas para relacionarse con la DT: de manera presencial, telefónica, vía electrónica, etc., para adecuar nuestros servicios y hacer un uso más eficiente de nuestras instalaciones, de la tecnología y de los tiempos de nuestros funcionarios.

También se dio cuenta del diseño de una metodología para determinar los niveles de infraccionalidad en Chile, lo que nos permitirá en el futuro direccionar nuestras acciones fiscalizadoras en los sectores más infractores, generando así mayores percepciones de riesgo entre aquellos infractores contumaces.

Un mandato central que dejó estampado el director del Trabajo fue la necesidad de informar en mayor detalle al conjunto de la institución los contenidos de este proyecto, sus objetivos y explicar de qué manera cambiará el rostro de la DT. Este requerimiento de la máxima autoridad se concretará prontamente a través de diversos instrumentos y jornadas de trabajo con jefaturas y funcionarios.