Contenido principal

Prensa

Director del Trabajo evalúa política fiscalizadora hacia las mipymes

Christian Melis expuso ante la Mesa de Marco Regulatorio del Consejo Consultivo de Empresas de Menor Tamaño, instalada en el Ministerio de Economía.

14/07/2016

Una positiva evaluación de las estrategias inspectivas especiales dirigidas a las micro, pequeñas y medianas empresas hizo el director del Trabajo, Christian Melis.

La autoridad fue invitada a exponer sobre los resultados de los mecanismos de sustitución de multas ante la Mesa de Marco Regulatorio del Consejo Consultivo de Empresas de Menor Tamaño, instalada en el Ministerio de Economía.

El consejo, creado por la Ley N° 20.416, del 2010, es una instancia de participación de gremios Mipyme, para el diseño de políticas favorables hacia ellos. La mesa, creada al alero del Consejo, se ha propuesto evaluar el funcionamiento de esa ley, conocida también como Estatuto Pyme.

Para realizar dicha evaluación, la mesa decidió hacer una revisión de los temas que se abordaban en dicha ley, dentro de los que se incluye la sustitución de multas por infracciones a la ley laboral.

En su exposición, Melis recordó que la Dirección del Trabajo (DT) mantiene una política fiscalizadora distinta para las empresas micro y pequeñas, cuyo número de trabajadores fluctúa entre 1 y 49. La premisa es la sustitución de multas bajo determinadas exigencias, lo que está establecido en el artículo 506 ter del Código del Trabajo.

"Se trata de promover el cumplimiento de las leyes laborales, previsionales y de seguridad y salud en el trabajo, asumiendo que muchas veces las infracciones en este segmento se deben a falta de información y conocimiento", explicó Melis.

Por ello la DT tiene dos programas de incentivo al mejoramiento conductual: el Programa de Asistencia al Cumplimiento y el Programa de Sustitución de Multas por Capacitación.

El primero rige en el caso de infracciones de higiene y seguridad y permite dejar sin efecto la multa si el empleador corrige completamente la infracción en el plazo fijado y crea un sistema preventivo.

Melis informó que el año 2014 hubo 1.106 empresas acogidas a este sistema, abarcando mayoritariamente a la construcción (22% del total), agricultura (17%) y comercio (16%) e industria manufacturera (16%).

El segundo programa opera solo en infracciones distintas a las de seguridad y para anular la multa exige la corrección de la infracción y luego la aprobación de un curso capacitador.

En este caso, entre el 2013 y el 2015 se recibieron 16.845 solicitudes, de las cuales 16.424 concluyeron en la dejación sin efecto de las multas iniciales, al aprobar finalmente los empleadores el curso de capacitación. Es decir, el 96%.

Al evaluar estos indicadores, Melis dijo que, "por lo tanto, en las multas cursadas a empresas de menos de 50 trabajadores que optan por la sustitución, se logra, primero, la corrección de la infracción detectada -requisito de admisibilidad del recurso- y posteriormente se logra prevenir el incumplimiento mediante la capacitación a los empleadores".

Asimismo, adelantó que se está estudiando la posibilidad de facilitar el procedimiento, efectuando el curso vía e-learning para facilitar el acceso y actualizar los sistemas de traspaso de conocimiento. "Creemos que así se elevará todavía más los niveles de eficacia en el cumplimiento de la normativa laboral", concluyó.