Contenido principal

Prensa

Campaña "La Fatiga Mata" busca reducir accidentes y muertes de choferes de camiones en las carreteras del país

Autoridades del Trabajo y del Transporte reforzaron llamado a dueños de camiones y sus conductores a respetar las jornadas máximas de conducción y no pretender apurar el cumplimiento de los trayectos para maximizar ganancias y remuneraciones.

06/10/2016

Un total de 84 personas fallecidas en accidentes protagonizados por camiones hubo el año pasado en las carreteras del país, rompiendo con una tendencia a la baja registrada a partir del año 2012.

La cifra significa seis muertes más que las del año 2014, aunque está muy por debajo de las 110 ocurridas el año 2011, cuando se registró el peak de esta década.

Asimismo, el número de accidentes sufrió una leve alza entre ambos años, aumentando de 5.979 a 6.045.

Tales índices son coherentes con el riesgo implícito en la actividad del transporte terrestre, especialmente el de carga.

En efecto, el transporte terrestre sigue siendo el segundo sector más riesgoso, por lo que las autoridades del Trabajo y del Transporte instaron hoy a los conductores de camiones a hacer respetar sus tiempos máximos de conducción y de descanso.

La exhortación fue hecha por la ministra del Trabajo y Previsión Social, Ximena Rincón; la secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional de Seguridad en el Tránsito, Gabriela Rosende, y el director del Trabajo, Christian Melis, en el peaje de Lampa, ruta 5 Norte, al lanzar la décimo séptima versión de la campaña internacional "La Fatiga Mata" a favor del derecho de los conductores de camiones para conducir con el descanso apropiado y evitar así accidentes provocados por el cansancio que suele apoderarse de los choferes durante sus largos trayectos en las carreteras del país.

Hasta la estación de cobro llegaron también los dirigentes de la Federación Nacional de Sindicatos de Conductores de Chile (Fenasicoch), que son los promotores de esta campaña lanzada simultáneamente a nivel mundial y que en Chile es apoyada por la Dirección del Trabajo (DT) a través de la impresión de 6 mil folletos educativos que serán repartidos a conductores camioneros de todo el país. También los acompañó el presidente de la Confederación Nacional de Dueños de Camiones, Juan Araya.

La ministra Rincón explicó que el sector transporte terrestre, especialmente el de carga, pone todavía delante del Estado "desafíos importantes para implementar sistemas de control más eficaces de las jornadas de los conductores, algo vital para hacer más seguros sus viajes y los del resto de los conductores que transitan por nuestras rutas".

El director del Trabajo, Christian Melis, elogió la persistencia de la campaña inaugurada hace 17 años y la estabilización estadística registrada en los últimos años, pero advirtió que no se puede bajar la guardia ya que es un sector difícil de fiscalizar porque debe hacerse en carretera. "Se trata de un sector donde aún queda mucho por avanzar en seguridad para sus trabajadores, dado que los registros de asistencia no son del todo confiables y, por ende, es difícil controlar que los choferes cumplan con los horarios máximos de conducción y tengan los reposos adecuados".

Melis hizo ver además que, a diferencia de otros sectores económicos, en este caso la inseguridad de los conductores puede provocar accidentes que dejan víctimas inocentes y ajenas a esas malas condiciones de trabajo.

Para la secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional de Seguridad en el Tránsito (Conaset), Gabriela Rosende, "si bien las cifras nos indican que el año pasado no hubo conductores de camiones fallecidos a causa de la fatiga, este factor representa un alto riesgo de provocar accidentes de tránsito. Es importante que los conductores tomen conciencia sobre los peligros que implica manejar sin haber descansado adecuadamente. No queremos lamentar muertes en la carretera, queremos que todos los camioneros lleguen sanos a casa".

En tanto, el presidente de la Fenasicoch, José Sandoval, dijo que la campaña sirve para crear conciencia entre los dueños de camiones y sus empleados de la conducción responsable y en buenas condiciones físicas. "Lo que ocurre es que aquí hay un sistema perverso en que los choferes son incentivados económicamente para que manejen más y puedan transportar más carga, porque tienen un bajo sueldo base y deben completarlo con cumplimiento de metas, que le significa el 70 por ciento de su sueldo, pero eso es a costa de la seguridad de los choferes", denunció.

Complementando su denuncia, Sandoval llamó al retail a no presionar a los camioneros que transportan su carga a lo largo del país. "Hay una responsabilidad compartida entre todos los que actuamos: el retail, que es el que da la carga y la quiere rápidamente entregada, nuestros empleadores directos y nosotros los trabajadores".

CIFRAS ELOCUENTES

El riesgo de esta actividad lo refleja su segundo lugar en el ranking 2015 de accidentabilidad de la Superintendencia de Seguridad Social (Suseso), con una tasa del 5,1 por ciento que está por sobre el promedio nacional del 3,7 por ciento. Igual lugar ocupa en la tabla de mortalidad laboral, con una tasa del 19,3 por cada cien mil trabajadores, igualmente muy por sobre la tasa país del 4,4.

En cuando a los accidentes propiamente tales, el año pasado hubo 6.045, causantes de 84 muertes, 226 heridos graves y 1.483 lesionados. Del total de estos siniestros, 116 fueron causados directamente por la fatiga o el uso de drogas para atenuar sus efectos.

Una encuesta piloto hecha por la Dirección del Trabajo en junio de 2012 reveló que sólo un tercio de los choferes de camiones usa un registro de asistencia y que apenas poco más de la mitad de ellos no excede el límite máximo de conducción de 180 horas mensuales.

Entre las razones para sobrepasar los límites máximos de manejo, las más señaladas fueron "cumplir con los horarios de las empresas", "terminar rápido", "hacerlo voluntariamente" y "aumentar el sueldo".

FISCALIZACIONES Y SANCIONES

Por todo ello la Dirección del Trabajo mantiene una vigilancia constante sobre este sector.

Es así que el año 2015 se hicieron 4.545 fiscalizaciones al transporte de carga por carretera, aplicando 2.237 sanciones por un monto total de 2.185.664.591 millones de pesos. A septiembre de este año se habían realizado 2.630 fiscalizaciones, con 1.534 sanciones por un monto de 1.724.833.954 millones de pesos.

En ambos años, infracciones a la jornada de trabajo fueron las más sancionadas, lo que ratifica la importancia de la campaña que se está lanzando hoy.

Las infracciones comúnmente controladas son: no llevar registro de asistencia, no llevar correctamente ese registro, exceder el máximo de 180 horas mensuales, distribuir la jornada ordinaria mensual en menos de 21 días al mes, imputar a la jornada ordinaria los tiempos de descanso a bordo, no retribuir o compensar los tiempos de descanso a bordo o en tierra, no otorgar descanso mínimo de dos horas después de manejar cinco horas, manejar más de cinco horas continuas y no contar el camión con litera adecuada para el descanso.

Todas estas infracciones son consideradas gravísimas, cuyos montos de multa son de 10, 40 y 60 UTM, dependiendo de si la empresa tiene entre 1 y 49, 50 y 199 o 200 y más trabajadores.

Solo se considera grave, y por ende tiene montos menores de multas, la infracción de establecer una base de cálculo indebida para el pago de los tiempos de espera, en cuyo caso los montos por aplicar son de 9, 30 y 40 UTM.