Contenido principal

Prensa

Dirección del Trabajo insta a empleadores y trabajadores de labores a pleno sol a protegerse de la radiación ultravioleta

Máximas autoridades de la seguridad y salud laboral participaron en actividad de difusión de actitudes que prevengan la exposición indebida a los rayos UV.

14/12/2016

Desde las obras de restauración del derruido Palacio Pereira, en pleno centro de Santiago, las principales autoridades vinculadas a la seguridad y salud laboral hicieron un llamado a la prevención frente a la radiación ultravioleta.

Hasta ese lugar llegaron la ministra del Trabajo y Previsión Social, Alejandra Krauss; la subsecretaria de Previsión Social, Jeannette Jara; el superintendente de Seguridad Social, Claudio Reyes y el director del Trabajo, Christian Melis.

El objetivo de la visita a las obras realizadas a pleno sol fue lanzar un mensaje a empleadores y trabajadores del país a tomar siempre las medidas de reguardo en el caso de que laboren expuestos a la radiación ultravioleta, que ayer, a la hora de la actividad, registraba índices extremos.

La ministra Krauss dijo que se trata de que los trabajadores conozcan sus derechos y obligaciones y que los empleadores cumplan con las normas legales preventivas para impedir súbitos casos de deshidratación o descompensación por alzas de presión y, a largo plazo, la aparición del cáncer a la piel.

"Nos importa su vida y su salud, por eso los invitamos a hacerse responsables de esta normativa protectora", dijo la secretaria de Estado al pedirles a los empleadores que entreguen sin costo a sus trabajadores los elementos de protección personal y a estos usarlos durante su jornada laboral.

Gorros legionarios, lentes anti radiación, ropa protectora y, sobre todo, bloqueadores solares cuyo factor dependerá de la zona geográfica y condiciones de trabajo, son los elementos que deben utilizar los trabajadores expuestos, junto con la existencia de lugares de sombra para el descanso y agua potable para la hidratación.

El director del Trabajo explicó que "en todas las fiscalizaciones de la Dirección del Trabajo en esta época del año, sea por programa o por denuncia, se incorpora esta variable inspectiva para proteger a los trabajadores de la radiación ultravioleta".

Agregó que esta fiscalización proactiva es necesaria porque la vulneración del resguardo ante los rayos UV es poco denunciada por los trabajadores. Como ejemplo, detalló que entre los años 2014 y 2016 se han recibido solo 248 denuncias y efectuado 254 fiscalizaciones. Todo ello culminó con 54 multas por casi 60 millones de pesos.

Las multas en este ámbito fluctúan entre las 9 y 60 UTM, dependiendo del tipo de infracción y el número de trabajadores de cada empresa.

El empleador debe capacitar semestralmente a sus trabajadores sobre los daños por la exposición a la radiación UV, difundir un programa escrito con los objetivos de la protección y la identificación de los trabajadores expuestos y publicar diariamente en las obras los índices radiactivos de la Dirección Meteorológica de Chile.

Las infracciones sancionables son no contar con un programa teórico-práctico de protección y prevención, no especificar el uso de los elementos protectores, no proporcionar estos elementos gratuitamente y no realizar gestión de riesgo.