Contenido principal

Prensa

Dirección del Trabajo veló por seguridad de trabajadores tras terremoto en Chiloé

Fiscalizadores de las tres inspecciones de la Isla Grande recorrieron principales centros laborales para verificar su normalidad.

26/12/2016

Un exhaustivo recorrido por los principales centros productivos de la Isla Grande de Chiloé realizaron ayer mismo fiscalizadores de la Dirección del Trabajo, a poco de ocurrido el terremoto que asoló a esa zona del país.

La inspección permitió constatar que no hubo accidentes laborales que lamentar, informó el director regional del Trabajo, Guillermo Oliveros. "Al poco rato de ocurrido el sismo fiscalizadores de nuestras tres oficinas en la zona afectada se constituyeron en los principales centros productivos, corroborando que no hubo daños ni desgracias que lamentar", explicó.

Las oficinas aludidas son la Inspección Provincial Chiloé, con asiento en Castro, y las inspecciones comunales de Ancud y Quellón.

Dada su importancia económica, ocupación de mano de obra y sistema de turnos, fueron las plantas productoras de salmón las que ocuparon la mayor atención de los fiscalizadores.

De acuerdo a lo informado por Guillermo Oliveros, el recorrido verificó que se habían cumplido oportunamente los planes de evacuación en las plantas y centros de cultivo. La fotografía que acompaña esta nota muestra al inspector comunal (s) de Quellón, Víctor Nova, visitando una planta salmonera en esa localidad.

Adicionalmente, ni las oficinas de la Dirección del Trabajo ni sus funcionarios tuvieron consecuencias que lamentar, por lo que la atención es absolutamente normal.