Contenido principal

Prensa

Dirección del Trabajo fiscaliza condiciones de trabajo de haitianos que laboran en cosechas frutícolas de la Región Metropolitana

Sucesivos operativos se han realizado en los últimos días en empresas frutícolas de Buin y Paine, permitiendo con ello garantizar los derechos de estos trabajadores.

27/12/2016

Un intenso plan de fiscalización para verificar el respeto a los derechos laborales de los trabajadores haitianos está realizando la Dirección del Trabajo (DT) en sectores agro-frutícolas de la Región Metropolitana.

La DT ha decidido conocer la situación laboral de la comunidad haitiana, por ser la que ha más ha crecido en los últimos dos años. Ello lo refleja el que en el año 2015 se les otorgaron 8.888 visas, 5.244 más que en el año 2014. Durante algunos meses de este año 2016 su llegada fue a razón de un centenar de personas diarias, provenientes principalmente de República Dominicana y Brasil.

Es así como en los últimos días el zonal metropolitano oriente visitó dos empresas importantes de este sector instaladas en Buin y Paine.

En la primera localidad fue fiscalizada la empresa alimenticia Aconcagua Foods S.A., dedicada a la elaboración de frutas y verduras envasadas.

Allí laboraban 114 trabajadores extranjeros, 58 hombres y 56 mujeres. De ese total, 114 eran haitianos.

La fiscalización permitió cursar multas por 60 UTM ($2.770.980) al exceder el máximo de 2 horas extras por día y por 60 UTM ($2.770.980) al no suprimir los factores de peligro en el lugar de trabajo.

Hoy, en tanto, un equipo fiscalizador permaneció unas cinco horas en el fundo de la Frutícola y Ganadera Santa Ana, ubicada en Paine, dedicada en este momento a la cosecha de nectarines y uva.

Junto al equipo de la DT concurrió un grupo de funcionarios de la PDI que constató la situación legal de los trabajadores extranjeros fiscalizados.

En el predio laboran 49 extranjeros, la mayoría para la empresa principal y un número menor para contratistas. De ellos, 42 pudieron ser interrogados en el operativo de hoy, tanto sobre su situación legal en el país (PDI), como sobre su situación laboral (DT).

Dada la naturaleza de su tarea, la PDI resolvió de inmediato el traslado al Departamento de Extranjería de cinco trabajadores haitianos porque sus visas de residencia habían vencido o carecían de permisos de trabajo.

La DT, mientras, empadronó a los trabajadores, en su casi totalidad haitianos. Una inspección a las instalaciones donde viven permitió apreciar buenas condiciones, en general. Sin embargo, visualmente también fue perceptible que no todos usaban los elementos de protección personal necesarios para su labor de cosecha de frutas. Zapatillas en vez de zapatos de seguridad y escaso uso de guantes saltaron a la vista. Sí fue posible advertir en algunas zonas, como los baños, carteles con instrucciones sanitarias escritos en francés para la mejor comprensión de los trabajadores haitianos.

Tanto la empresa principal como la contratista tienen plazo hasta el 6 de enero para adjuntar a la DT la documentación que permita verificar los contratos de trabajo, liquidaciones de remuneraciones, registros de asistencia y duración de jornadas, uso de elementos de protección personal, información sobre los riesgos a los que se exponen en sus labores, conocido también como derecho a saber, y condiciones higiénicas y de seguridad en sus habitaciones, baños, comedores, suministro continuo de agua potable, entre los principales factores considerados importantes .