Contenido principal

Prensa

Se inician fiscalizaciones a las empresas del rubro agrícola de la región

Este programa de la Dirección del Trabajo persigue incrementar el efectivo y real cumplimiento de las normativas laborales en el sector agrícola, a través de extensivos y minuciosos procedimientos de inspección laboral a las empresas del rubro.

20/10/2006

En un multitudinario acto realizado en el Fundo San Juan de Miraflores de la comuna de Vicuña, la directora nacional del Trabajo, Patricia Silva, dio por inaugurada una nueva temporada de su Campaña Nacional de Fiscalización Agrícola, la cual se extenderá hasta abril del próximo año.

Esta actividad contó con la presencia de importantes autoridades regionales encabezadas por el intendente Ricardo Cifuentes, así como de numerosos representantes del mundo empresarial y sindical.

Este programa de la Dirección del Trabajo persigue incrementar el efectivo y real cumplimiento de las normativas laborales en el sector agrícola, a través de extensivos y minuciosos procedimientos de inspección laboral a las empresas del rubro.

Cabe recordar que durante la anterior temporada fueron fiscalizadas 565 empresas en la Región de Coquimbo, en materias como saneamiento básico, registro de asistencia, transporte de trabajadores, registro de intermediarios, jornada de trabajo, pago de remuneraciones, trabajo de menores, escrituración de contrato de trabajo y otros.

Patricia Silva aprovechó la oportunidad para hacer un llamado a los empresarios del sector a comprometerse con las buenas prácticas laborales, de modo de mejorar las condiciones en que desarrollan sus actividades miles de personas que estacionalmente se suman al proceso productivo del sector durante los meses de cosecha.

De la misma forma, la personera extendió este llamado a los trabajadores, instando a éstos a comprometerse con sus empleadores y preferir a las empresas donde haya buenas condiciones de trabajo y se resguarden sus intereses previsionales.

"A través de estos programas de fiscalización vamos determinando, año tras año, cómo se va avanzando en el resguardo de los derechos laborales. Sabemos que es un proceso largo, pero tenemos confianza en que estamos generando una cultura del cumplimiento normativo", agregó.

Asimismo, puntualizó que "la labor que cumplen nuestros fiscalizadores es muchas veces incomprendida, pero tenemos la certeza que está orientada a mejorar las condiciones de vida de miles de compatriotas, permitiendo que éstos accedan a una fuente laboral digna y decente".

Finalmente, destacó las permanentes instancia de diálogo que su servicio ha establecido con el sector empresarial, las cuales han permitido generar mesas de trabajo con el objetivo de lograr acuerdos de cumplimiento entre las partes, todo lo cual redunda en mejoras para los trabajadores.

Según cifras aportadas por la Dirección Regional del Trabajo, durante la temporada de fiscalización agrícola 2005 - 2006, se registró una infraccionalidad regional de 52,92 por ciento, con un total de 299 empresas sancionadas, unidades productivas que mantenían irregularidades que afectaban a casi 18.000 trabajadores agrícolas.