Contenido principal

Prensa

Partió fiscalización a empresas por temporada agrícola en el Maule

El jefe provincial de la Inspección del Trabajo de Curicó, Juan Carlos Díaz, informó que esta campaña se realizará en toda la Región del Maule y que el objetivo principal es constatar que se cumplan las garantías laborales, previsionales y de seguridad en el trabajo de temporada.

26/11/2006

La Inspección Provincial del Trabajo de Curicó lanzó la campaña de fiscalización agrícola de temporada, la que tiene por objetivo verificar en terreno las condiciones laborales de los trabajadores que en esta fecha comienzan sus labores.

La actividad que se desarrolló en la empresa Pinochet-Fuenzalida, ubicada en el Fundo El Carmen en la comuna de Romeral, contó con la presencia del Subsecretario del Ministerio del Trabajo, Zarko Luksic, además de autoridades regionales y comunales.

Pese a que se oficializa ahora, las fiscalizaciones partieron en octubre en la misma comuna de Romeral, donde un 40 por ciento del transporte para temporeros fue sancionado. En términos generales la campaña consiste en permanentes supervisiones a empresas que tengan giros relacionados con la parte agroindustrial, contando el transporte, los predios, huertos o faenas agrícolas al aire libre y el trabajo efectuado en los packings.

El jefe provincial de la Inspección del Trabajo, Juan Carlos Díaz, informó que esta campaña se realizará en toda la Región del Maule y que el objetivo principal es constatar que se cumplan las garantías laborales, previsionales y de seguridad en el trabajo de temporada. La idea según precisó es que a través de la cooperación mutua entre trabajadores y empleadores disminuyan los incumplimientos laborales.

El funcionario de Gobierno explicó además, que la temporada de fiscalizaciones agrícolas comenzó en el mes de octubre por lo que ya se realizó una supervisión en la comuna de Romeral enfocada al área de transporte agrícola.

"De todos los vehículos que se revisaron más del 40 por ciento fue infraccionado por distintas falencias. Unos por no portar el letrero que identifica al móvil como trasporte de trabajadores agrícolas, otros porque no eran aptos para transportar personas, algunos eran muy antiguos. En el caso de aquellos que no son aptos para transportar trabajadores como camiones o camionetas, no pueden seguir trabajando y carabineros no está permitiendo que continúen con ese transporte", dijo.