Contenido principal

Prensa

Dirección del Trabajo y Tesorería firmaron convenio para fiscalización

Convenio permitirá verificar la correcta utilización de los recursos del programa de bonificación de mano de obra que opera en las provincias de Chiloé y Palena.

30/06/2008

 

La Dirección Regional del Trabajo de Los Lagos y la Tesorería General de la República, representadas por Guillermo Oliveros y Luis Núñez, respectivamente, firmaron un convenio de colaboración para fiscalizar los recursos del programa de bonificación de mano de obra en las provincias de Chiloé y Palena.

La iniciativa permitirá el intercambio de información entre ambas reparticiones públicas, comenzando con la fiscalización de 50 contribuyentes. Con ella se busca asegurar que los fondos entregados por el Gobierno para bonificar la mano de obra en zonas extremas sean usados correctamente. Este beneficio se focaliza sólo en las provincias mencionadas, y a través de esta herramienta se cubre el 17 por ciento del sueldo imponible de cada trabajador.

A juicio del Director Regional del Trabajo, Guillermo Oliveros, este intercambio de información permitirá cautelar mejor los fondos públicos, en tanto que la Tesorería revisará las actividades de los empleadores. Además, la Dirección del Trabajo realizará un cruce sistemático y coherente para graficar cuál es la situación concreta de las labores de los empleadores y empleadoras.

Luis Núñez, por su parte, dijo que la idea es prevenir que eventuales empleadores cobren bonificación por trabajadores "fantasmas"; que familiares figuren como empleados, y que se trasladen trabajadores desde otras latitudes para recibir este incentivo.

Durante el periodo 2007 se pagaron 11 mil 515 millones 511 mil 314 pesos en Chiloé, beneficiando a 439 mil 670 trabajadores, lo que para Luis Núñez es una cantidad importante, sobre los cuales ambas instituciones velarán por el pago efectivo.

La iniciativa se remonta al año 2003, con la promulgación de la Ley N° 19.853, mediante la cual se otorgó el beneficio de bonificación de contratación de mano de obra para las zonas extremas del país, considerando a las regiones de Tarapacá, de Aysén y de Magallanes y Antártica Chilena, así como las provincias de Chiloé y Palena. Este marco jurídico se prorrogó hasta el 31 de diciembre de este año, pues sólo tenía vigencia hasta fines de 2006.

El citado beneficio nace para incentivar a las empresas a crear más puestos de trabajo, y consiste en otorgar un 17 por ciento de las remuneraciones imponibles de los trabajadores y trabajadoras contratados, cuyo monto no exceda de 171 mil 216 pesos al 31 de diciembre de 2008, valor que puede ser modificado por la fluctuación del IPC o el sueldo vital.

Los contribuyentes debes estar considerados como tales en Primera Categoría por el Servicio de Impuestos Internos, y además deben mantener las cotizaciones al día de sus trabajadores. De no cumplir este requisito estarán impedidos de recibir la bonificación.

Dentro de las exigencias se estipula también que los trabajadores y trabajadoras por los cuales el empleador recibe este beneficio deben tener domicilio y trabajo permanente en Chiloé y Palena.

Finalmente, los personeros informaron que, en el caso de personas contratadas por más de un empleador, sólo uno de ellos podrá recibir esta bonificación.