Contenido principal

Prensa

"La Crisis no es Excusa para Incumplir con la Ley Laboral"

Durante la inauguración del Primer Congreso Internacional "Dirección del Trabajo para el siglo XXI" sostuvo también que "las condiciones de trabajo decente no son un lujo ni un accesorio".

22/04/2009

En un céntrico hotel capitalino fue inaugurado el Primer Congreso Internacional "Dirección del Trabajo para el siglo XXI", organizado por la Dirección del Trabajo de Chile; la Oficina Subregional de la OIT para el Cono Sur de América Latina, e International Association of Labour Inspection (IALI).

Durante su intervención en el acto inaugural, la Directora Nacional del Trabajo, Patricia Silva, señaló que las turbulencias de la economía mundial han permitido revalorizar el rol que al Estado y a sus instituciones les cabe como ente regulador de la economía y articulador de una red de protección social, para lo cual es fundamental cautelar los derechos de trabajadores y trabajadoras.

Sostuvo que la inspección exige cambios y transformaciones, especialmente en un mundo como el actual, en que la crisis internacional afecta directamente al empleo y a las condiciones de trabajo. Sin embargo, señaló enfáticamente que esto no puede hacerse a costa de retroceder en las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras, resaltando que "la crisis no es excusa para incumplir con la ley laboral".

Patricia Silva agregó que no se puede defender el empleo mermando los derechos de los trabajadores, precisando que la idea de que los empresarios dan empleo no es efectiva, puesto que la realidad es que adquieren un trabajo que es necesario para llevar a cabo sus emprendimientos.

"Este no es un acto de filantropía -dijo-, sino que estamos frente a una relación de beneficio mutuo, que comporta responsabilidades y deberes mutuos. Las condiciones de trabajo decente no son un lujo ni un accesorio, deben ser un elemento central en toda relación de empleo, con crisis o sin ella, y es un deber del Estado garantizar que así sea".

Por su parte, el Director de la OIT en Chile, Guillermo Miranda, destacó que Chile, con el fortalecimiento de la institucionalidad laboral, ha sido capaz de enfrentar la crisis y responder a todos los desafíos que ésta ha presentado, como también mantener un diálogo social esencial para los tiempos actuales.

Paulo Morgado, vicepresidente de la Asociación Internacional de Inspecciones del Trabajo (IALI), resaltó el rol fundamental de las inspecciones del trabajo a nivel mundial, y los nuevos retos como el crecimiento tecnológico, el problema de las migraciones y la informalidad laboral.

Finalmente, la Ministra del Trabajo y Previsión Social, Claudia Serrano Madrid, manifestó que este año es muy importante para Chile, pues empleo que se pierda es una familia que va a sufrir, por lo cual "nuestro primer compromiso es con el empleo".

"Cuando continuamente nos consultan cual es la proyección de cesantía en nuestro país, no sabemos. Quienes realizan proyecciones son ejercicios tecnocráticos que no tienen sustento, nadie sabe cuánto va a durar la crisis y cuánto nos va a golpear en Chile".
La Secretaria de Estado precisó que es necesario e indispensable crear una relación de confianza en la cual los empresarios no le teman a la organización sindical. "Debemos crear un ambiente de cooperación que nos permita conservar los puestos de trabajo", dijo.

Por último, precisó que la lucha del empleo no se va a ganar sin negociación colectiva, y que el proyecto de ley al respecto se presentará este año, "puesto que la crisis no es pretexto para precarizar ni abandonar la agenda".