Contenido principal

Prensa

Es importante abordar temas laborales pendientes

Este fue uno de los tópicos relevantes planteado por la Directora Nacional del Trabajo durante su intervención en la ceremonia del 85 aniversario de la Institución.

30/09/2009

 

Revisando los primeros años de la Dirección General del Trabajo, se dio inicio a la conmemoración de los 85 años de la Institución y a la entrega de la Cuenta Pública por parte de la Directora Nacional, Patricia Silva Meléndez. El historiador Marcos Rodríguez, funcionario del Servicio, dio cuenta de los avances de su investigación respecto del periodo formativo del Servicio, entre 1924 y 1934.

En este contexto, a partir de la historia institucional y tras la revisión de los avanzados sistemas informáticos de gestión con que cuenta la Dirección en la actualidad, la Directora Patricia Silva inició su Cuenta Pública con un homenaje a los 10 años de la muerte del presidente de la Central Unitaria de Trabajadores y Diputado de la República, Manuel Bustos.

Ante más de un centenar de personas, entre los que se encontraban dirigentes sindicales, gremiales, autoridades y funcionarios de la Dirección del Trabajo, Patricia Silva sostuvo que "esta Institución se ha conformado muy ligada a la realidad política, social y económica chilena".

Junto con mostrar los datos relevantes del quehacer del Servicio, destacó que la Institución la hacen sus funcionarios y funcionarias, quienes pueden viajar kilómetros durante la noche para llegar a constituir un sindicato; aquellos que a las 5 de la mañana fiscalizan los buses que trasladan a las temporeras; quienes atienden público y muchas veces no almuerzan hasta cumplir con el último de la fila. "Nuestros funcionarios y funcionarias reciben día a día el pulso de la realidad laboral chilena", manifestó.

Igualmente, destacó el esfuerzo que la Institución realiza para mejorar las condiciones de trabajo del personal que en ella labora. "Durante mi gestión hemos puesto en el centro el bienestar de quienes trabajan en la Dirección del Trabajo", puntualizó.

Compleja realidad

La Directora del Trabajo hizo presente la compleja realidad sobre la cual actúa y desarrolla su trabajo este Servicio. Precisó que las relaciones laborales adecuadas son fuente de paz social, por lo cual es imprescindible abordar problemas aún no resueltos y que afectan directamente en la eficacia, oportunidad y certeza de la labor institucional.

"Queremos evitar una suerte de tierra de nadie en materia de control y regulación -dijo-, como por ejemplo, zanjar claramente los mecanismos para entender y determinar quién es el verdadero empleador; la externalización, la subcontratación y el uso de múltiples razones sociales por la misma empresa han complejizado un elemento de la esencia de la relación laboral: determinar quienes la conforman. La Dirección del Trabajo debe tener facultades para denunciar encubrimiento a los tribunales".

 

En el mismo sentido, enfatizó la necesidad de transparentar y simplificar la cada vez más compleja conformación del salario en Chile, donde el componente variable es definido a partir de complejas operaciones.

Agregó que la jornada y salarios siguen siendo los mayores ámbitos de infracción en Chile, y subrayó que se requiere una transformación profunda en materia de negociación colectiva, que permita el derecho a huelga y ponga los acentos en la negociación y no en los procedimientos.

Asimismo, sostuvo que un país desarrollado no sólo requiere de una amplia red de protección social del Estado, sino también que el trabajo logre darle a cada quien lo suyo, transformándose en fuente de bienestar y dignidad común, e hizo un llamado a los actores presentes de la relación laboral, a la necesidad del diálogo sobre la base de entender y respetar al otro.

Finalmente, la Directora del Trabajo precisó que estos años ha ejercido el cargo asumiendo con convicción cada uno de los desafíos y tareas asumidos, orgullosa de trabajar en la Institución. "En 85 años más Chile será un país distinto, pero nuestra tarea es que siga contando con esta Dirección del Trabajo, como un organismo eficiente y eficaz para hacer las relaciones laborales más justas y dignas para todos y todas, en un país más justo, más equitativo y más digno".

Cerró la ceremonia el Ministro (s) del Trabajo y Previsión Social, Mauricio Jélvez, quien saludó al personal que labora en el Servicio. "A comienzos de 1990 -dijo-, la labor sindical y los derechos laborales se encontraban manifiestamente debilitados. Con la vuelta de la democracia en Chile se fortaleció la función fiscalizadora del Estado, y en estos 19 años la Dirección del Trabajo prácticamente ha triplicado el número de sus funcionarios y funcionarias, quienes trabajan para hacer que las relaciones laborales en Chile sean más justas y equitativas, por lo cual, este reconocimiento es por la labor que ustedes desempeñan".