Contenido principal

Prensa

En vigencia Ley de Igualdad Salarial

La ceremonia de entrada en vigencia contó con la presencia de la ministra del Sernam, Carmen Andrade; de la Directora Nacional del Trabajo, Patricia Silva; del gerente general de la CPC, René Muga, y del presidente de la CUT, Arturo Martínez.

21/12/2009

Desde el fin de semana recién pasado rige la ley que establece la igualdad salarial para hombres y mujeres, la que ordena que las empresas con más de 200 trabajadores deberán tener un registro con cargos y funciones, para evaluar el criterio en la asignación de sueldos, lo que apunta a terminar con la discriminación salarial entre hombres y mujeres.

"Esta ley garantiza la igualdad de remuneraciones por igual trabajo a hombres y mujeres, estableciendo parámetros objetivos para que el empleador pueda pagar distinto a hombres y mujeres a través de factores como capacidad, calificación, idoneidad, responsabilidad y productividad", dijo la Directora del Trabajo, Patricia Silva.

"Primera vez que los empleadores, en el marco de la gestión de sus recursos humanos, van a entrar a revisar su plantilla de trabajadores, lo que se paga, y hacer el análisis. Incluso, preguntarse cuáles son los factores que finalmente fundamentan esa diferencia", explicó Silva.

Según la encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (Casen) de 2006, las mujeres ganan en promedio el 76% del salario de los hombres, y esta diferencia aumenta cuando más nivel educacional se tiene, señaló la ministra del Sernam, Carmen Andrade.
"Es vergonzoso que tengamos un país donde las mujeres ganamos un tercio menos de lo que ganan los hombres por iguales trabajos, y lo más paradójico es que ha habido un aumento muy importante de los niveles educacionales de las mujeres. Esta ley reconoce el derecho de las trabajadoras a reclamar ante su empleador y a un tribunal, posteriormente, cuando se le pague menos que a un hombre por un mismo trabajo", dijo la ministra.

En tanto, para el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, Arturo Martínez, la ley es un gran avance que debe apoyarse en una organización sindical fuerte para evitar despidos. Además de valorar la ley, Martínez realizó un llamado a las mujeres a sindicalizarse, ya que este hecho les posibilitará un mayor resguardo a la hora de hacer un reclamo por discriminación salarial.

El gerente general de la CPC, René Muga, dijo que este instrumento permite acercar más a las mujeres al mercado laboral.

Disposiciones legales

La ley establece que toda empresa que tenga más de 10 trabajadores contratados debe precisar en el reglamento interno un procedimiento que permita a las empleadas que se sientan vulneradas presentar un reclamo formal. La empresa tiene un plazo de 30 días para responder. Si la mujer no queda conforme con los resultados, puede acudir a los tribunales.

Para empresas con más de 200 trabajadores, la ley obliga la conformación de un registro que detalle cargos y funciones, que apunta a la transparencia en materia salarial.