Contenido principal

Noticias

Joven madre de Alto Hospicio ganó concurso literario "Mi vida y mi trabajo"

Novena versión del certamen recibió 336 cuentos escritos por trabajadores de todo el país.

13/12/2010

La Dirección del Trabajo (DT) premió a los ganadores del IX Concurso Literario "Mi vida y mi trabajo en el Bicentenario", distinguiendo a seis trabajadores cuyos cuentos fueron escogidos de entre 336 creaciones enviadas desde todo el país.

Esta vez, el primer lugar fue para una esforzada joven de Alto Hospicio, Andrea Carvajal Almonacid. En su cuento "Pan, Harina y Vida", que mezcla lo verídico con la ficción, ella relata las vivencias de una trabajadora que debe compatibilizar su dura labor en una amasandería con sus deberes de esposa y madre, sin abandonar nunca su esperanza de que ese esfuerzo redundará finalmente en un mejor futuro para sus hijos.

El segundo lugar fue para el joven sicólogo y circunstancial obrero de la construcción viñamarino Ítalo Santis Ortega, por su cuento "Atentado".

El tercer lugar lo consiguió el profesor aisenino José Muñoz Cerón, autor de "Los Gigios".
Hubo también menciones honrosas para Mónica Montero, con su cuento "Nativa", Patricio Moraga, de Talca, y su relato "Golazo" y para José Méndez, con la narración "El Ejército de los niños".

El primer lugar recibió un notebook, una impresora y un scanner de regalo, mientras que el segundo y tercer lugar fueron reconocidos con un notebook.

La ceremonia de premiación fue encabezada por la Ministra del Trabajo y Previsión Social, Camila Merino; el subsecretario del Trabajo, Bruno Baranda; la directora del Trabajo, María Cecilia Sánchez, y el presidente de la Asociación Chilena de Seguridad, Jorge Matetic.

La Ministra Merino resaltó el valor de este concurso porque permite a los trabajadores conjugar sus rutinas laborales con otras experiencias, en este caso literarias, que le dan otros matices a sus vidas.

La directora del Trabajo, en tanto, reconoció que el cuento ganador la impactó, porque refleja fielmente la "epopeya de la mujer trabajadora", que se desdobla para cumplir en su empleo y en su hogar, en una elogiable demostración de superación.

También agradeció la dedicación del jurado, presidido por el escritor José Luis Rosasco. En su tarea, Rosasco fue acompañado por el también escritor Ramón Díaz Eterovic, el periodista Gonzalo León, el vicario de la Pastoral Social y de los Trabajadores, Rodrigo Tupper y la jefa del Departamento de Estudios de la DT, Andrea Fraga.

En sus nueve años de existencia este concurso literario ha recibido más de seis mil quinientos cuentos postulantes, lo que demuestra el interés que ha despertado en todo el país.

Cuenta con el auspicio de la Asociación Chilena de Seguridad; Codelco; la Federación de Trabajadores del Cobre; la Pastoral Social y de los Trabajadores, y este año de la Comisión Bicentenario.