Contenido principal

Prensa

Dirección del Trabajo premió a ganadores del concurso de cuentos "Mi vida y mi trabajo"

La duodécima versión del certamen otorgó seis premios a trabajadores de Santiago y regiones, cuyos relatos fueron alabados por el jurado debido a su calidad.

15/10/2013

En una cálida y emotiva ceremonia la Dirección del Trabajo entregó hoy los premios a los ganadores del concurso "Mi vida y mi trabajo", iniciativa que acaba de cumplir doce años fomentando y acogiendo la creatividad literaria de los trabajadores chilenos y también extranjeros.

En esta duodécima versión se recibieron 554 obras, 318 de ellas provenientes de la Región Metropolitana y 234 del resto del país, además de dos enviadas desde el extranjero (México y Brasil), lo que refleja el alto interés de trabajadores y trabajadoras por participar y describir sus historias de la vida laboral diaria.

A lo largo de estos doce año ya suman poco más de nueve mil los cuentos participantes.

Esta vez la lista de vencedores fue la siguiente:

El primer lugar se lo llevó "El trabajo de mi padre", de Pablo Rodríguez Suau, santiaguino de 55 años que trabaja en la inserción laboral de jóvenes en riesgo social. Su historia semi humorística, inscrita en la tendencia del realismo mágico, relata el calvario de un hijo de un doctor pueblerino, al que le endilgan la labor de médico sólo por ser hijo de, y del "Papilla", campesino que permanece un año y medio muerto en vida, tiempo, durante el cual, lo usan de espantapájaros, de animita, y de cuco, hasta que finalmente logra partir.

Él recibió un notebook, escáner e impresora de última generación, donado por la Asociación Chilena de Seguridad, más 700 mil pesos entregados por BancoEstado.

El segundo lugar se lo adjudicó "El último día", de Carla Deppeler Quilodrán, licenciada en historia y profesora de Concepción. Ella escribió una conmovedora narración sobre los sucesos del último día de trabajo de una profesora que se jubila. Sus expectativas de ser reconocida y despedida con cariño se derrumban al final de la jornada, retirándose en completa soledad, sin que nadie se percate que es su último día.

Su premio fue un notebook, aportado por Codelco, más 500 mil pesos de BancoEstado.

El tercer lugar correspondió a "S.A. busca trabajo", de Natalia Belmar Concha, bibliotecóloga santiaguina próxima a cumplir 24 años de edad. El suyo es un relato que permite visualizar las dificultades que experimentan las personas que tienen una minusvalía, en este caso el síndrome de Asperger, a la hora de buscar o de mantener un trabajo, puesto que se enfrentan a definiciones de competencias y habilidades que no consideran ni incluyen la diversidad.

El premio consistió en 500 mil pesos otorgados por BancoEstado.

Las menciones honrosas, que obtuvieron cien mil pesos cada una de parte de BancoEstado, fueron para "Servicio al prójimo", del periodista Patricio Moraga Vallejos, "Los jueves de Cristino", del profesor de educación física Manuel Ovalle Pastén y "El valor de la prueba", de la abogada Jacqueline Pizarro González.

La selección de estos relatos estuvo a cargo del reconocido escritor José Luis Rosasco, del vicario de la Pastoral Social y de los Trabajadores, Andrés Moro y la subjefa del Departamento de Relaciones Laborales de la DT, Mariela Venegas.

Justamente Rosasco felicitó a todos los participantes, concluyendo que hubo un "notable y parejo nivel que hizo muy difícil la elección".

La directora del Trabajo congratuló a los vencedores diciéndoles que a pesar de su afición a la literatura "yo no tengo el talento de ustedes y sólo he escrito libros jurídicos".

Confesó que cada uno de los cuentos ganadores le causó emociones muy diversas, algunas de ellas incluso personales, justificándose ampliamente todo el apoyo institucional que ha recibido este certamen.

Sectores: Comercio