Contenido principal

Prensa

La Dirección del Trabajo fiscalizará a empresas forestales

Programa inspectivo se ejecutará entre el 26 de octubre y el 8 de noviembre en las regiones de O'Higgins, Maule, Biobío, La Araucanía y Los Ríos.

21/10/2013

Por tercera vez consecutiva la Dirección del Trabajo fiscalizará a las empresas principales y contratistas de la industria forestal para mejorar el cumplimiento de las normas laborales, previsionales y de higiene y seguridad.

Se trata de un programa interregional con 170 fiscalizaciones que abarcará a las regiones de O'Higgins, Maule, Biobío, La Araucanía y Los Ríos y cuya ejecución simultánea está prevista entre el 26 de octubre y el 8 de noviembre.

Previamente, se está realizando una campaña de difusión que incluye un banner en el sitio web institucional en el cual los empleadores pueden acceder a todas las materias que serán fiscalizadas.

Las fiscalizaciones incluirán a las empresas forestales únicas (laboran sólo con trabajadores propios), empresas principales (laboran con trabajadores propios y subcontratistas) y empresas contratistas.

Debido a que en este sector predomina el trabajo en régimen de subcontratación, el énfasis de la fiscalización será determinar las responsabilidades asociadas a la empresa dueña de la obra o faena, es decir la empresa principal, porque ésta cuenta con elementos de control y legales para la corrección eficiente y estandarizada de eventuales infracciones en las faenas bajo su control.

A diferencia de los dos primeros años, esta vez el programa no contempla plazos de cumplimiento, de modo que las infracciones detectadas motivarán la inmediata aplicación de multas.

En contraste con programas de fiscalización aplicados en otros sectores productivos, los del sector forestal no han registrado avances sustanciales. Por ello es que en esta oportunidad se optó por sancionar en cuanto sea detectada la infracción. También influyó en esta modificación la corta duración de las faenas, lo que dificulta una segunda visita inspectiva.

En efecto, durante el programa del año 2011 el cumplimiento inicial fue del 27% y el final, del 80%, mientras que en el año 2012 ambos tipos de cumplimiento bajaron al 21% y al 78%, respectivamente.

DETALLES DE LA FISCALIZACIÓN
Durante las fiscalizaciones se controlarán aspectos laborales, de seguridad y salud en el trabajo y riesgos específicos.

En el primer ámbito figuran los contratos, remuneraciones, jornadas y descansos, registros de asistencia y registros de intermediarios y contratistas agrícolas.
En el segundo están los comités paritarios y departamentos de prevención de riesgos y reglamentos internos de higiene y seguridad.

En el tercero se contempla la verificación de procedimientos de trabajo seguro, planes contra la radiación UV, la instrucción específica y acabada sobre el uso de las herramientas y su adecuado estado y mantención, así como la entrega de elementos de protección personal.

ALTA ACCIDENTABILIDAD
La directora del Trabajo, María Cecilia Sánchez, resaltó la importancia de este plan inspectivo debido a que "la industria forestal ha demostrado ser una actividad que implica muchos riesgos para la vida y salud de los trabajadores, pues los accidentes suelen ser fatales o de mucha gravedad ya que significan mutilaciones".
Según estadísticas de la Superintendencia de Seguridad Social (Suseso), el sector agrícola, silvicultor y de pesca exhibe un alto nivel de accidentabilidad, que ha evolucionado desde el 6,9% en 2010 al 6,8% en el 2011 y al 5,9% en el 2012. Pese a este mejoramiento sigue siendo el tercer sector económico con mayor accidentabilidad, después de la industria manufacturera y transportes. En el ranking de mortalidad este sector sube al segundo lugar detrás de transporte, con un índice de 10,3 por cada cien mil trabajadores.

Asimismo, la Dirección del Trabajo registró durante el año 2012 un total de 42 accidentes forestales.

El 41% de los accidentes ocurrió en actividades de corta y poda de árboles, que en 5 casos fueron agravados por la pérdida del control del trabajador respecto de su moto sierra, lo que derivó en cortes y amputaciones.

De los trabajadores accidentados, el 33% (14) tenía una antigüedad de 1 mes o menos en la labor que causó el accidente.

Entre ellos figuran 9 brigadistas de incendios (entre 17 días y un mes en la labor); 1 quemado por soda cáustica (15 días); 1 caído de altura (4 días); 1 accidentado en limpieza de aserradora (1 semana); 1 destrabando sierra (7 días); 1 golpeado por tronco (1 mes). En 10 casos no se explicita antigüedad del trabajador.

De los 42 accidentes, 14 fueron fatales (33%) y 7 (17%) implicaron amputación de partes del cuerpo de los trabajadores.

Sectores: Comercio