Contenido principal

Prensa

Acuerdo bianual sobre salario mínimo demuestra vigencia del diálogo social

El proyecto de reajuste del salario mínimo deberá ser tramitado por el Congreso durante esta semana para convertirse en ley a partir del 1° de julio de 2005. Ministro Ljubetic explicó que no se puede imputar al salario mínimo, los bonos que compensen gastos de los trabajadores, como locomoción, herramientas y otros, añadió que esa mala práctica es una infracción de la norma laboral, la cual es fiscalizada y sancionada por los organismos del trabajo.

21/06/2005

El Gobierno y la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), firmaron este lunes un acuerdo para establecer el monto del próximo salario mínimo que regirá por dos años. Las partes coincidieron que la actual situación económica, permite dar nuevos pasos para seguir mejorando las condiciones salariales de los trabajadores con menor calificación laboral y que son perceptores del ingreso mínimo.

A partir del 1 de julio de 2005 y hasta junio de 2006 subirá desde los actuales $120.000 a $127.500. Para el periodo julio 2006 - junio 2007 éste alcanzará $135.000.

El ministro del Trabajo y Previsión Social, Yerko Ljubetic afirmó que este acuerdo ratifica la importancia del diálogo social, en el sentido de la capacidad de buscar acuerdos en torno a materias que son de primera importancia en el mundo del trabajo.

"Creo que aquí tenemos una demostración de la vigencia del diálogo social como herramienta para resolver este tipo de asuntos. Esto nos permitió llegar a un acuerdo que combina lo intereses aquí en juego, tanto desde el punto de vista de lograr incrementos reales e importantes del salario mínimo, como de hacerlo en un marco de responsabilidad fiscal", explicó Ljubetic luego de firmar el acuerdo junto al ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre y al presidente de la CUT, Arturo Martínez.

Ljubetic agregó que el escenario actual de la economía es auspicioso y con una notable recuperación del empleo, todo lo cual permite incrementar de un modo razonable un salario mínimo, que enfatizó, cumple una función importante en el mundo del trabajo y contribuye a la superación de la pobreza.

"El salario mínimo constituye una conquista laboral con un rol muy relevante, especialmente tratándose de trabajadores jóvenes y de menor calificación", dijo el ministro del trabajo, quien reiteró el rechazo del Gobierno a aquellas hipótesis que apuntan a reducir el salario mínimo o hacerlo desaparecer. Explicó que en un país que tiene los problemas de distribución de la riqueza como el nuestro, este salario cumple una función esencial en la realidad del mundo del trabajo.

Finalmente el ministro Ljubetic explicó que no se puede imputar al salario mínimo, los bonos que compensen gastos de los trabajadores, como locomoción, herramientas y otros, añadió que esa mala práctica es una infracción de la norma laboral, la cual es fiscalizada y sancionada por los organismos del trabajo.

El proyecto de reajuste del salario mínimo deberá ser tramitado por el Congreso durante esta semana para convertirse en ley a partir del 1° de julio de 2005.