Contenido principal

Prensa

Intensas fiscalizaciones a buses

Al igual que en el bus involucrado en el lamentable accidente de la Sexta Región, la irregularidad más frecuente es la ausencia del "sistema de registro de asistencia y turnos automatizado", que impide fiscalizar de manera óptima el correcto descanso de los conductores de estas máquinas.

21/05/2006

26 muertos y más de una veintena de heridos fue el saldo que dejó un nuevo accidente carretero en nuestro país. Esta vez el sector involucrado fue las cercanías de Rancagua, donde según el informe preliminar, el accidente ocurrió porque el conductor se habría quedado dormido.

Esta situación ha provocado una vez más un debate a nivel nacional, respecto al incumplimiento de las normativas impuestas para los buses interurbanos y los trabajadores que allí se desempeñan.

Por este motivo, en nuestra ciudad se produjo una nueva instancia de revisión exhaustiva en el Terminal Rodoviario de la ciudad, por parte de la Dirección del Trabajo.

Al igual que en el bus involucrado en el lamentable accidente, la irregularidad más frecuente es la ausencia del "sistema de registro de asistencia y turnos automatizado", que impide fiscalizar de manera óptima el correcto descanso de los conductores de estas máquinas.

"Este nuevo sistema se ha exigido desde enero y al igual que en todo el país este tema no se ha cumplido, de hecho un porcentaje cercano al 90% de las máquinas aún no cuentan con este recurso", dijo María Henry Barrera, jefa de la unidad de fiscalización de la Dirección del Trabajo.

Sin embargo, ni las sanciones permiten tomar conciencia. "En la fiscalización todos los casos merecieron multa que ascienden a las 20 UTM, situación que se aprecia constantemente", agregó la jefa de la unidad de fiscalización.

Esta situación se contrapone a la revisión efectuada por la Seremi de Transportes, ya que según informó el profesional Octavio Arratia en cuanto a las revisiones efectuadas por esta institución en Arica entre octubre de 2005 y abril de 2006 llegan 123 controles, sólo dos resultaron con infracciones.

"En la zona en general hay harto cumplimiento, debido principalmente a que los buses son de larga distancia y deben pasar rigurosos controles anteriormente", aseguró Arratia.

En los conductores, se vivía un clima tenso, puesto que no comentaban, por temor a represalias por parte de las empresas, situación que deja en evidencia las irregularidades que desde hace un tiempo se están presentando en este rubro.

(Fuente: Diario La Estrella de Arica)

Temáticas: Salud y Seguridad