Contenido principal

Prensa

Una Ley que Demuestra su Efectividad

A sólo dos años de su entrada en vigencia, las cifras entregadas por la Dirección del Trabajo revelan un importante incremento en los casos denunciados por esta infracción laboral.

16/03/2007

Un 31% crecieron las denuncias por acoso sexual en 2006, en relación al año anterior, lo que confirma la efectividad de la normativa legal que el 18 de marzo recién cumple dos años de vigencia.

Los 321 casos denunciados en ese lapso reflejan que las víctimas de acoso sexual, un problema que afecta mayoritariamente a las mujeres, se están atreviendo a acudir a las instancias pertinentes en busca de una reparación a su drama. No obstante, las cifras "negras", aquellos casos que no son denunciados por temor o coacción, se estima que continúan siendo muy altos.

La Ley 20.005 tipifica el acoso sexual como una infracción laboral, delimitando la actuación de la Dirección del Trabajo respecto de su investigación y fiscalización. Por tanto, a este servicio le corresponde un rol esencial en el cabal cumplimiento del cuerpo legal, lo que se traduce, entre otras funciones, en recibir e investigar las denuncias formuladas directamente por la víctima o las derivadas por el empleador; recibir el informe del empleador en el caso de que éste haya investigado una situación de este tipo, y verificar que en los reglamentos internos de las empresas estén incluidos los procedimientos a seguir cuando se produce una denuncia por acoso sexual.

El informativo Pulso, de la Dirección del Trabajo, recoge un estudio de la Unidad de Defensa de los Derechos Fundamentales y Libertad Sindical, instancia responsable de investigar las denuncias por acoso sexual que llegan a las Inspecciones del Trabajo de la Región Metropolitana, la que concentra el 57% de los casos de todo el país.

Pulso Nº 4 / Marzo 2007Pulso Nº 4 / Marzo 2007

Temáticas: Acoso Sexual