Contenido principal

Prensa

Presidenta Bachelet celebró inicio de la Nueva Justicia Laboral

El nuevo sistema contempla defensa jurídica profesional y exclusiva para todos los trabajadores que no tengan los recursos para proveérsela, asegurando con ello la igualdad ante la ley, el debido proceso y el equilibrio necesario que debe existir entre las partes ante la sede judicial. El sistema estará plenamente vigente el 30 de octubre de 2009.

31/03/2008

Con una ceremonia oficial encabezada por la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, junto al presidente (s) de la Corte Suprema, Milton Juica, y los ministros de Justicia, Carlos Maldonado, y del Trabajo, Osvaldo Andrade, se celebró hoy en Punta Arenas el inicio de la entrada en vigencia gradual de la Nueva Justicia Laboral, iniciativa que permitirá solucionar las controversias entre empleadores y trabajadores a través de juicios rápidos, orales, públicos y en igualdad de condiciones para las partes.

En la ocasión, las autoridades- que a primera hora de la mañana recorrieron el nuevo juzgado laboral de la zona-, hicieron entrega de un decálogo derechos para los trabajadores y trabajadoras del país a dirigentes sindicales de la Región de Magallanes, como símbolo de la puesta en marcha de un nuevo sistema de justicia que beneficiará a un universo de 7 millones de chilenos y chilenas que son parte de la fuerza de trabajo del territorio.

Con esta ceremonia se dio inicio a la aplicación de la nueva judicatura en las regiones de Atacama y Magallanes, ambas pertenecientes a la Primera Etapa del proceso gradual de instalación de la Nueva Justicia Laboral, la que a contar de hoy beneficiará al universo de 180 mil personas que componen la fuerza de trabajo de ambas regiones.

La Nueva Justicia Laboral, es una profunda reforma que viene a cambiar el tratamiento de las controversias entre los trabajadores y sus empleadores ante los tribunales de Justicia, gracias a sustanciales cambios procesales que apuntan a incorporar los principios básicos del proceso de modernización de nuestro sistema de justicia, tales como la oralidad, transparencia, rapidez y eficiencia en el uso de los recursos.

Por lo mismo, esta nueva judicatura también contempla una profunda reforma orgánica en materia de jueces, funcionarios para apoyo administrativo, profesionales a cargo de la defensa de los trabajadores e infraestructura. En términos concretos, cuando la Nueva Justicia Laboral esté plenamente vigente existirán 84 nuevos magistrados especialistas en la materia, 494 funcionarios de apoyo, todos ellos distribuidos en 26 juzgados dedicados exclusivamente a la atención de los conflictos que emanen de las relaciones laborales, a diferencia de los actuales 20 jueces que existen hoy para este propósito en todo el territorio nacional.

Cabe destacar que la instalación en todo el país de la Nueva Justicia Laboral en materia de recursos, alcanza una cifra superior a los 13 mil millones de pesos. Al respecto, el ministro de Justicia, Carlos Maldonado, destacó que "con la partida de la Nueva Justicia Laboral en las regiones de Atacama y Magallanes, el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet está cumpliendo el anhelo de cientos de miles de trabajadores, de sentirse protegidos por una legislación laboral que no sólo está en los códigos, sino que tiene experiencia material a través de un sistema oral, público y rápido, que dará vigencia efectiva a los derechos de los trabajadores y trabajadoras del país".

Asimismo, el secretario de Estado valoró el trabajo de los parlamentarios quienes aprobaron las iniciativas del Ejecutivo, tramitadas por el Ministerio de Justicia, en cuanto a fortalecer el número de jueces y funcionarios (de 40 jueces que consideraba el sistema inicialmente, se aumentó a 84; y de 200 funcionarios aproximadamente, se incrementó a casi 500), así como también en establecer una entrada en vigencia gradual de la nueva judicatura, que permitirá hacer un mejor seguimiento de su funcionamiento y aplicar correcciones si fuera necesario. "La gradualidad permite que cualquier insuficiencia pueda ser corregida de inmediato", dijo el Ministro Maldonado.

Los objetivos de la Nueva Justicia Laboral están relacionados con la agilización de los actuales juicios laborales -que bajo el sistema antiguo una resolución de primera instancia puede tardar incluso hasta los 3 años-, la facilitación en el cobro de créditos laborales y previsionales, además de brindar tutela efectiva a los derechos de los trabajadores y trabajadoras del país.

Por lo mismo, a través de un procedimiento oral, público y transparente y donde el trabajador tenga asegurada su representación jurídica- con la Nueva Justicia Laboral se espera que, desde el inicio de una demanda, pasando por una audiencia preparatoria y una audiencia de juicio, pueda obtener sentencias en un plazo promedio de 90 días, e incluso más rápido en algunos procedimientos.

La Nueva Justicia Laboral implica una instalación progresiva que continuará el 31 de octubre de este año en las regiones de Tarapacá, Coquimbo, Valparaíso y Los Ríos; el 30 de abril de 2009 en las regiones de Antofagasta, Bernardo O"Higgins, Maule y del Bío-Bío; el 31 de agosto de este mismo año en la Región Metropolitana; para finalizar el 30 de octubre de 2009 en las regiones de la Araucanía, Los Lagos, Aysén y Arica y Parinacota.

Defensa especializada y profesional para los Trabajadores

Un elemento clave de la Nueva Justicia Laboral, será la puesta en marcha del Programa de Defensa Laboral, cuya misión será otorgar a todos los trabajadores que no tengan recursos económicos, defensa jurídica profesional y especializada, velando por la igualdad ante la ley, el debido proceso y el equilibrio necesario que debe existir ante la sede judicial que corresponda.

La defensa laboral será entregada por las Corporaciones de Asistencia Judicial presentes en el país, con oficinas, infraestructura y soporte tecnológico para 138 abogados defensores laborales, quienes serán apoyados por 108 profesionales y funcionarios administrativos.

La coordinación técnica y la supervigilancia del Programa de Defensa Laboral estarán a cargo del Ministerio de Justicia, el que velará técnicamente por la correcta aplicación de estándares de atención, monitoreando los resultados del mismo.