Contenido principal

Prensa

Proponen incorporar depresión a Ley de Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales

La diputada Ximena Vidal presentó un proyecto de acuerdo para que el Ministerio de Salud modifique la Ley Nº 16.744 y el Reglamento aprobado por el D.S. Nº 109 del año 1968, que establecen las normas para la calificación y evaluación de los accidentes del trabajo y enfermedades profesionales.

14/02/2005

Dado que uno de cada cinco adultos presenta depresión, la presidenta de la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados, la parlamentaria Ximena Vidal, propuso incorporar dicha patología a la Ley de Accidentes del Trabajo y de Enfermedades Profesionales, cuando tiene origen en el desempeño laboral.

Vidal, junto al presidente de la Central Autónoma de Trabajadores (CAT), Pedro Robles, plantearon que la depresión es la enfermedad del siglo XXI.

La diputada dijo que "según la última Encuesta Nacional de Salud, una de las enfermedades destacables por su frecuencia y gravedad potencial es la depresión, ya que uno de cada cinco adultos declaró haber tenido síntomas depresivos alguna vez en su vida".

Ximena Vidal presentó un proyecto de acuerdo para que el Ministerio de Salud modifique la Ley Nº 16.744 y el Reglamento aprobado por Decreto Supremo Nº 109, del año 1968, del Ministerio del Trabajo y Previsión Socialque establecen las normas para la calificación y evaluación de los accidentes del trabajo y enfermedades profesionales, con el objeto de incorporar la depresión derivada del desempeño laboral como enfermedad profesional, para que tenga cobertura.

La legisladora sostuvo que la depresión es el problema de salud mental que más afecta a las mujeres. "Es dos veces más frecuente entre mujeres que hombres y se presenta con mayor frecuencia entre los 20 y 45 años, es decir, en plena edad laboral. Los trabajos mal remunerados, inestables, de baja calificación y sin posibilidades de desarrollo profesional, generan condiciones que desencadenan problemas de salud mental que afectan a los trabajadores", sostuvo.

La diputada Vidal agregó que el estilo de dirección autoritaria y castigadora aumenta el miedo, la inseguridad y la desconfianza de las personas que trabajan bajo este tipo de liderazgos.

"Lo mismo ocurre cuando hay ambigüedad en el rol que deben cumplir los trabajadores, la falta de confianza en las relaciones interpersonales y la sobrecarga de trabajo, los cuales contribuyen de manera importante al desarrollo del estrés laboral y a una posible depresión", acotó.

Según la Sociedad Chilena de Salud Mental, la depresión es hoy uno de los trastornos psiquiátricos de mayor prevalencia en Chile, siendo la enfermedad de mayor progreso, al punto de estimarse que, a partir de los datos de la población actual, van a sufrirla durante su vida alrededor de 1.600.000 chilenos, mientras que 838.000 podrían consultar dentro de los próximos seis meses por este trastorno.

"Nosotros, con este proyecto de acuerdo, estamos poniendo el pie en el acelerador, para que la inclusión de la depresión como enfermedad laboral no pase de este año", sostuvo la diputada.

La congresista manifestó que históricamente la ley chilena ha sido reticente a incorporar a las patologías de origen mental bajo la cobertura del seguro, "pero paulatinamente eso ha empezado a cambiar y la nueva realidad laboral nos desafía a que los instrumentos de protección para los trabajadores, como la Ley 16.744, respondan adecuadamente a los tiempos y a las nuevas enfermedades".

(Fuente: Diario de la Cámara / www.camara.cl/diario )